Dieta y ejercicio dan más beneficios

Para mejorar la calidad de vida es mejor comenzar a realizar ejercicio y optar por una dieta más sana a la vez y no de forma aislada.

23/04/2013 12:48
AA

 Realizar 150 minutos de ejercicio a la semana y comer adecuadamente son la base para tener una vida sana, y producen mejores resultados cuando se realizan ambas actividades de forma simultánea según reveló un estudio de la Universidad de Stanford.

Los investigadores hallaron que aun cuando los resultados no son tan buenos, es importante realizar los cambios en el aspecto que le sea más sencillo a las personas, aunque recomendaron ampliamente que en caso de optar solo por una cosa, se eligiera al ejercicio porque es el que brinda mayores ventajas.

“Cambiar la dieta primero puede dificultar los intentos de establecer una rutina de ejercicio regular”, afirmaron.

Llegaron a estas conclusiones luego de seguir por un año a 200 personas de 45 años y más, todas sedentarias y con malos hábitos de alimentación, que modificaron su estilo de vida en tres grupos.

Un grupo se volvió más activo al realizar 150 o más minutos de ejercicio por semana y comer los alimentos adecuados, otro grupo realizó cambios solo en la dieta, y otros solo comenzaron hacer ejercicio, y otro grupo fue el de control, que no realizó cambio alguno.

Los grupos recibieron asesoría telefónica y se encontró que quienes realizaron cambios en la dieta y en el ejercicio al mismo tiempo tuvieron una mayor probabilidad de cumplir con las directrices de ejercicio y de nutrición que incluía el consumo de  5 a 9 porciones de fruta y verdura al día, así como un consumo de grasas saturadas no mayor al 10% de toda la ingesta diaria.

Quienes empezaron con el ejercicio y unos meses después cambiaron la dieta también les fue bien a la hora de cumplir con los objetivos de ejercicio y dieta, pero no tan bien como a los que hicieron ambos cambios a la vez, afirmaron en un comunicado de prensa de los investigadores de la Facultad de Medicina.

Los participantes que hicieron cambios primero en la dieta y más tarde empezaron a hacer ejercicio consiguieron cumplir con los objetivos dietéticos, pero no con los del ejercicio. Esto podría deberse a que cada tipo de cambio tiene unas características únicas, explicó la autora del estudio, Abby King, profesora de investigación y políticas de salud y de medicina.

“Con los hábitos dietéticos, no hay alternativas: se ha de comer algo. No ha de encontrar un momento adicional para comer porque ya está incluido en su horario. Así que la atención se centra más en comer los alimentos correctos”, afirmó en el comunicado de prensa.

En cambio, las personas con horarios muy apretados pueden tener dificultades para encontrar tiempo para hacer ejercicio. (Medline)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: