Dietas “mágicas” ponen en riesgo al corazón

Pretender perder en la semana un kilo de peso con una alimentación deficiente, puede causar afectaciones, desde deshidratación hasta infartos

02/08/2011 6:31
AA

Todas las personas con sobre peso u obesidad pretenden encontrar la dieta “mágica” que le permita perder en el menor tiempo posible los kilos acumulados durante años, de ser posible que sea un kilo por mes, sin considerar que esto puede provocar severos daños a la salud, desde deshidratación, pérdida de masa muscular, hasta infartos.

De acuerdo a la Fundación Española del Corazón, se debe de desconfiar de aquellas populares dietas que prometen bajar rápidamente de peso, pues generalmente son pobres enproteínas y sólo causan  una severa disminución de la masa muscular.

Debemos considerar que el corazón está conformado en gran proporción de músculo y por ello pude debilitarse drásticamente y enfrentar un infarto .

Otras de las dietas “mágicas” son aquellas ricas en proteínas y pobres en hidratos de carbono, basándose principalmente en el consumo de  carne, huevos y otros alimentos hiperproteicos, por lo que se eliminan alimentos como las papas,  verduras, frutas, hortalizas y  cereales. Tal desbalnce puede llevar a la  deshidratación y elevar los niveles de colesterol, factores de riesgo cardiovascular.

Para llevar una dieta  balanceada y saludable para el corazón, la Fundación recomienda:

  • Adelgazar de forma lenta “sin prisa pero sin pausa”
  • Controlar los horarios: no sólo de comidas sino también de la práctica de ejercicio físico.
  • Es más fácil cumplir objetivos si éstos se comparten con la familia o los amigos y en el trabajo
  • Una dieta equilibrada es la que incluye gran variedad de alimentos, sin olvidar frutas, verduras, pescados, carnes magras y cereales.
  • La dieta comienza con los alimentos que compramos y sigue por cómo los cocinamos (elegir al vapor, sin rebozar, sin grasa…).
  • Para iniciar una dieta, le recomendamos reducir entre 500 y 1000 Kcal/día respecto a la dieta que se seguía habitualmente
  • No obsesionarse con contar calorías, pero sí en conocer cuáles son los alimentos más calóricos para reemplazarlos por otros más ligeros.
  • Reducir el tamaño de las raciones e incorporar más fibra y agua para mantener el volumen de la comida
  • Trazar un plan integral, realista y alcanzable, propuesto por un profesional de la salud
  • Preguntar siempre las dudas a los expertos en salud y nutrición

(Con información de 20minutos.es)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: