Diez datos para entender la fibromialgia

Las personas que sufren esta condición sienten "puntos sensibles" en cuello, hombros, espalda, cadera, brazos y piernas.

11/05/2015 4:40
AA

La fibromialgia es una enfermedad crónica y compleja que provoca dolores generalizados y agotamiento profundo, entre otros síntomas que afecta principalmente a los tejidos blandos del organismo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el 12 de mayo como el Día Mundial de la Fibromialgia, en honor a Florence Nightingale, a quien se le considera la madre de la enfermería moderna. 
 
Existen varias teorías sobre qué es lo que produce el padecimiento, una de ellas considera que la es causada por la retención de fosfatos dentro de las células y es el causante del dolor muscular y del mal funcionamiento metabólico que da por resultado la incapacidad para producir energía.
 
Aquí te presentamos los diez datos más sobresalientes sobre este padecimiento que ataca en su mayoría a mujeres adultas.
 
1. La fibromialgia es una enfermedad de dolores difusos que afectan a los cuatro cuadrantes del cuerpo; pero para que pueda diagnosticarse, el dolor debe estar presente mínimo tres meses.
Existe una rigidez matutina, alteraciones del sueño y del estado de ánimo, cansancio severo y fatiga crónica extenuante, además de inmunodeficiencia y en algunos casos sensibilidad química múltiple. 
 
Esta patología se puede presentar tanto en niños, adolescentes, adultos y ancianos y afecta entre el 6 y 8 por ciento de la población mundial. 
 
Aunque no se ha comprado científicamente, se cree que es un factor genético el que lo provoca; hay quienes nacen con ella y desde la niñez presentan dolor, cansancio y fatiga, pero también puede desencadenarse de un evento estresante, como un trauma físico o emocional, o una infección.
 
2.  Los síntomas pueden ser dolores difusos; debilidad generalizada; alteraciones del sueño, como problemas para conciliar el suelo y despertares frecuentes durante la noche; fatiga matutina y durante el día; rigidez matutina; cefaleas; dismenorrea; ojos secos; síndrome de las piernas inquietas; síndrome uretra, dolor vulvar y dolor durante el coito; parestesias, como hormigueo, pinchazos, ardor o calambres en brazos y piernas; intestino irritable; depresión o ansiedad; y problemas cognitivos.
 
3.  Diagnosticarla no es sencillo, debido a que se puede confundir con otras enfermedades. Se requiere de otros estudios para descartar enfermedades como biometría hemática, alteraciones inmunológicas, factor reumatoide o los anticuerpos antinucleares, disfunción tiroidea, velocidad de sedimentación globular y la proteína C reactiva.
 
4.  El tratamiento incluye medidas farmacológicas y no farmacológicas y no hay una fórmula que sea eficaz para todas las personas, por lo que hay que dosificar los tipos de tratamientos  de acuerdo con las particularidades de cada persona. 
 
5.  Aunque a la fecha no se ha encontrado una cura definitiva, se pueden controlar los síntomas, pero es indispensable que la persona cambie su estilo de vida y se maneje al ritmo que lo necesite. 
 
6.  ¿Qué hacer si tengo fibromialgia?: 
  • Conocer en qué consiste la enfermedad, qué factores la desencadenan o agravan los síntomas, y qué puedes hacer en los días malos y en los días buenos.
  • Modificar la alimentación: evitar alimentos que exciten al sistema nervioso como chocolate, cafeína, tabaco, alcohol, refrescos, edulcorantes artificiales, productos light y alimentos que tengan aditivos, conservadores y colorantes artificiales.
  • Tomar suplementos nutricionales.
  • Realizar ejercicios de estiramiento y ejercicios de bajo impacto.
  • Descansar y relajarse cuando te lo pida el cuerpo.
  • Controlar el estrés y los estados emocionales.
  •  Incrementar las horas de sueño y tratar de obtener un sueño profundo.
7.  Antes, el padecimiento era tratado por el reumatólogo, pero también la puede atender un neurólogo, el médico general, internista, algólogos, médico naturópatas, rehabilitadores físicos o cualquier médico interesado en la enfermedad y que conozca cómo manejarla.
 
8.  En México, la fibromialgia afecta a 4 por ciento de la población, según el último censo realizado por el INEGI. 
 
9.  La fibromialgia no desencadena otras enfermedades. 
 
10. Cualquiera puede padecerla, pero es más común en mujeres de mediana edad. Personas con artritis reumatoide y otras enfermedades autoinmunes también tienen mayores probabilidades de desarrollar fibromialgia (Con información de Endometriosis México). 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: