Diez datos sobre la salud de la mujer en el mundo

No existen políticas específicas para la salud de la mujer, situación que incide directamente en su calidad de vida: OMS.

08/03/2013 8:00
AA

La Organización Mundial de la Salud (OMS) difundió este viernes 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, un conjunto de datos sobre los nuevos retos en salud que enfrenta el género femenino y que hacen que su calidad de vida quede mermada por falta de políticas especiales hacia ellas.

La OMS indica que “aunque las mujeres, en todo el mundo, tienen mayor esperanza de vida que los hombres, en la mayoría de los países, hay una serie de factores sanitarios y sociales que se combinan para hacer que la calidad de vida de las mujeres sea inferior. La desigualdad en el acceso a la información, la atención y las prácticas sanitarias básicas aumentos aún más los riesgos para la salud de las mujeres”.

Entre los problemas sociales más graves que observa la OMS en contra de la salud de las mujeres están el hecho de que la discriminación sexual hacia las mujeres las pone en riesgos que no enfrentan los hombres como la violencia física y sexual, las infecciones de transmisión sexual, el VIH-SIDA, el paludismo o la neumopatía obstructiva crónica.

La OMS considera al consumo de tabaco como una amenaza cada vez más importante para la salud de la mujer y las tasas de mortalidad durante el embarazo y el parto siguen siendo elevadas en los países en desarrollo.

Las 10 áreas fundamentales donde la OMS pide trabajar en favor de las mujeres son las siguientes:

1.- Tabaquismo. Las tasas de tabaquismo tienden a ser 10 veces mayores en los hombres que en las mujeres. Sin embargo, el consumo de tabaco entre las mujeres jóvenes de países en desarrollo está aumentando rápidamente, debido a enérgicas campañas comerciales recientes que se dirigen principalmente a mujeres. En general , las tasas de éxito de abandono del tabaco suelen ser  menores en mujeres y el tratamiento sustitutivo con nicotina sueles ser menos eficaz y las recaídas más frecuentes entre mujeres que entre hombres.

2. VIH y SIDA. El 61% de los adultos infectados por el VIH en el África subsahariana (la que no está en contacto con el Mar Mediterráneo), son mujeres. En el Caribe, la proporción de mujeres infectadas es del 43%. Aunque menor, el número de mujeres infectadas en América Latina, Asia y Europa Oriental está aumentando.

3. Violencia física y sexual. Entre 15% y 71% de las mujeres ha sufrido violencia física o sexual infligida por su pareja en algún momento de sus vidas. Estos abusos, que se dan en todas las clases sociales y en todos los niveles económicos, tienen graves consecuencias para la salud de la mujer, ya sea en forma de embarazos no deseados o de infecciones de transmisión sexual, además de depresión o enfermedades crónicas.

4. Abuso sexual a menores. Estudios de la OMS revelan que hasta una quinta parte de las mujeres refieren haber sufrido abusos sexuales antes de los 15 años.

5. Matrimonios juveniles. Aunque los casamientos a edades tempranas están disminuyendo, se calcula que 100 millones de niñas se casarán antes de los 18 años en los próximos 10 años. Esto representa a un tercio de las adolescentes de los países en desarrollo (excluyendo a China). Las niñas que se casan jóvenes a menudo carecen de conocimientos sobre el sexo y el riesgo de contraer el VIH/SIDA y otras infecciones de transmisión sexual.

6. Embarazos adolescentes. Cada año 14 millones de adolescentes se convierten en madres. Más del 90% de estas madres jóvenes viven en países en desarrollo.

7. Mortalidad materna e infantil. Diariamente, mil 6000 mujeres y más de 10 mil recién nacidos mueren por complicaciones prevenibles del embarazo y del parto. Cerca de 99% de la mortalidad materna y el 90 % de la mortalidad neonatal se produce en el mundo en desarrollo.

8. Paludismo. Los mosquiteros tratados con insecticida reducen los casos de paludismo entre las embarazadas y sus hijos. Cuando las mujeres tienen sus propios ingresos, son más propensas que los hombres a comprar estos mosquiteros para sus casas. Sin embargo todavía hay muchas condiciones sociales y económicas que impiden su uso a las mujeres.

9. Respirar humo de carbón. En la mayoría de los países la cocina suele ser una ocupación femenina. Cuando cocinan en fuegos o cocinas tradicionales, respiran diariamente una mezcla de cientos de contaminantes. Este humo presente dentro de las casas causa entre 500 mil y un millón 300 mil muertes anuales de mujeres debido a neumopatrías obstructivas crónicas. En cambio, sólo aproximadamente 12% de las muertes masculinas por neumopatía obstructiva crónica están relacionadas con el humo de interiores. Durante el embarazo, la exposición del embrión en desarrollo a estos contaminantes dañinos puede ser causa de bajo peso al nacer o incluso de la muerte intrauterina.

10. Ceguera y otras discapacidades. El riesgo de discapacidad visual es significativamente mayor en la mujer que en el hombre a todas las edades y en todo el mundo. A pesar de ello, las mujeres no tienen el mismo acceso al tratamiento de enfermedades oculares, a menudo por la imposibilidad de viajar sin compañía hasta los servicios de salud y por las diferencias culturales con respecto a la percepción del valor de una cirugía o de otros tratamientos para las mujeres.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: