Diez motivos para consultar a un nutriólogo

Bajar de peso no es el único motivo para visitar a un especialista en nutrición, conoce en qué circunstancias debes recurrir a su guía.

15/06/2015 7:42
AA
Para acudir con un especialista en nutrición no sólo es necesario querer bajar de peso, existen otras circunstancias como estar embarazada o simplemente aprender a comer adecuadamente para mantener la salud.
 
Aquí diez situaciones en las que debes consultar a un nutriólogo (a), de acuerdo con la Academia Americana de Nutrición:
 
1. Cuando se tiene diabetes, problemas del corazón o hipertensión. Para tratar estos problemas el tratamiento debe ser supervisado por un equipo multidisciplinario en el que el nutriólogo es esencial para que al cambiar de dieta, no se sacrifique sabor y se procuro tener un apego a la dieta recomendada.
 
2. Después de una cirugía de bypass gástrico. El nutriólogo debe desarrollar el plan de alimentación adecuado, para que el paciente respete las porciones y consuma la cantidad necesaria de vitaminas y minerales necesarios.
 
3. Al tener problemas digestivos. La guía es esencial para evitar que se agrave el problema y además sugerir los alimentos que no deben ser consumidos.
 
4. Embarazo. Contar con la supervisión de un nutriólogo, permitirá que la madre consuma los alimentos y suplementos necesarios, como el ácido fólico, para el correcto desarrollo del bebé.
 
5. Durante la lactancia. El especialista debe supervisar que la mamá consuma los alimentos correctos para mantener en un nivel adecuado el hierro, vitamina D, fluor y vitaminas del grupo B para ella y el bebé.
 
6. Trastornos de la alimentación. A la par que el psicólogo, el nutriólogo puede servir de apoyo para el tratamiento de anorexia, bulimia o personas que comen de manera compulsiva.
 
7. Ganar peso. Podría parecer increíble, pero hay personas que necesitan subir de peso ya sea porque padezcan alguna enfermedad o sean muy delgados por problemas genéticos.
 
8. En la tercera edad. Para ayudar a tener una dieta adecuada en caso de tener alguna enfermedad, además de supervisar que se esl paciente esté correctamente hidratado o para supervisar el cambio de las papilas gustativas a medida que pasan los años.
 
9. Comer sabiamente. Un nutriólogo te enseña a comer bien, a elegir los alimentos adecuados y a cocinarlos de manera que no pierdan sus nutrientes; además puede ser de gran ayuda para aprender a leer las etiquetas de los alimentos. También da opciones en caso de que comamos fuera de casa.
 
10. Cuando se hace un deporte. No importa si eres deportista de fin de semana o eres más constante en tu práctica, un especialista en nutrición es una apoyo para conseguir las metas deportivas.
 
(Con información de europapress.com)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: