Diez tips para eliminar la basura emocional

Analiza qué sobra en tu mente y elíminalo para siempre

13/04/2017 4:00
AA

A diario tenemos experiencias que pueden ser gratas y dejarnos algo bueno, o algunas negativas que lo único que ocasionan es que acumulemos enojos, tristeza, resentimiento o miedo, lo que a largo plazo es perjudicial para la salud.

Todas estas emociones negativas se convierten en basura que impide que vivamos plenamente, felices y en paz con nosotros mismos, al grado que podemos padecer enfermedades como depresión, estrés o dolores físicos.

Por ello, es importante analizar qué es lo que sobra en tu mente y eliminarlo para siempre, pero ¿cómo lo hacemos? La psicóloga Ciara Molina tiene la respuesta.

Eliges tus pensamientos

Se trata de creer lo que te dices, no sólo quedarte con palabras bonitas como “me quiero”, “me valoro” o “soy capaz”. Siempre debes potenciar aquello que quieres atraer, ya que así abrirás el camino emocional que te ayudará a lograrlo.

“Los pensamientos negativos generan una enorme cantidad de malestar, y su manifestación común es la ansiedad”, en cambio los positivos provocan lo contrario a nivel emocional, señala.

No generes expectativas

Deja de enfocarte en lo que te hace falta, porque así no podrás poner atención en lo que eres, sientes y piensas a diario.

“La mejor manera de no excedernos en nuestras expectativas será establecer pocas y a corto plazo, al hacerlas alcanzables ganaremos confianza”, indica.

Ten buena actitud

Tu día y lo que te ocurra, dependerá de la forma en qué lo percibas.

Si despiertas con la sensación que será un día pésimo, pesado y sin nada interesante, efectivamente así será. Si visualizas que todo estará en sincronía contigo y que será un día agradable, entonces así te sentirás.

“El mundo según lo vemos no es más que un reflejo de nuestro estado interior: cuanto más optimistas seamos a la hora de interpretar lo que nos pasa, mejor valoración haremos de nosotros mismos (autoestima) y mejor adaptación al medio tendremos. Por tanto, toda actitud positiva comienza por tener una autoestima saludable”, dice.

No pierdas tu voluntad

Sin importar que fracases o te sientas decaído, siempre debes mantener la voluntad de hacer las cosas y cambiar tu situación.

“Sabiendo que la voluntad es nuestra capacidad para decidir si realizar un determinado acto o no, ¿por qué escoger quedarse en la oscuridad pudiendo ver la luz?”, indica.

Para mantener siempre tu voluntad, debes ser receptivo, establecer tus prioridades y visualizar positivamente lo que quietes que suceda.

Sal de tu zona de confort

Aunque estés en un lugar o posición cómoda donde no corres peligro, trata de salir de ahí o de lo contrario, no podrás crecer.

“Perder el miedo a avanzar, a descubrir nuevos mundos y buscar oportunidades que nos aporten nueva sabiduría. Cuando decidimos explorar más allá de los límites que nos autoimpusimos empezamos a entrar en lo que se conoce como la “zona de aprendizaje”, enfatiza.

Mereces lo que deseas

Nunca olvides que si quieres algo, eres lo suficientemente capaz de lograrlo, además de que lo mereces. Nada ocurre al azar.

“Tenemos que tener claro que lo que nos define no son las opiniones positivas que los demás puedan tener o las críticas a las que nos veamos expuestos, sino la valoración que hacemos de nosotros mismos. Es decir, de la autoestima”, indica.

Aumenta tu autoestima

Lo más importante es conocerte a fondo, aceptarte, tener confianza plena en lo que haces, cuidarte, ser autosuficiente, fijarte limites y hacer autocríticas constructivas, pues así aumentarás tu autoestima y tendrás mejor salud emocional.

“Debemos saber que somos los únicos responsables de lo que nos pasa, nos dediquemos un momento al día solo para nosotros, y apostemos por el sentido del humor, entre otras muchas cosas que podemos hacer”, señala.

Acepta pero no olvides

No busques olvidar lo malo en tu vida, sólo intenta superarlo.

“Superamos relaciones, miedos, malestares, frustraciones, pérdidas y heridas emocionales. Eso sí, el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional y pensar constantemente en borrar nuestros recuerdos negativos no hará más que hacerlos más conscientes”, aclara.

Haz críticas constructivas

Una crítica constructiva se diferencia de una destructiva por la forma en que se dice.

“Cuando seamos nosotros los que formulemos la crítica, no debemos ser apresurados a la hora de opinar, debemos dejar claro el aprecio, basarla en el respeto, y expresarla en el momento adecuado… además de ser conscientes de que el otro tiene derecho a réplica”, dice.

Mejora tu comunicación

Una buena o mala comunicación, puede ser la diferencia entre tener una vida feliz o una llena de problemas y angustias.

Para tener una sana comunicación, sólo debes hacer lo siguiente:

  • Tener la actitud adecuada
  • Centrarte en un tema concreto
  • Escuchar con atención
  • Expresarte de forma clara y directa
  • Decir lo que piensas y sientes
  • Aceptar la opinión del otro
  • No dar nada por hecho
  • Preguntar
  • Ser coherente en lo que dices de forma verbal y con tu cuerpo

(Con información de El Arte de Saber Vivir)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: