Discriminan aún a personas con epilepsia

El 26 de marzo es el día mundial para tomar conciencia sobre esta enfermedad, que en México padecen entre uno y dos millones de personas.

25/03/2011 9:06
AA

Entre el 1 y 2 por ciento de la población mundial padece de epilepsia, enfermedad neurológica cuyo síntoma principal son las convulsiones lo cual, a su vez, es causa de que se estigmatice a las personas que la padecen y no se le reconozcan sus derechos para desarrollarse plenamente en el ámbito laboral e incluso existe rechazo social.

Así lo expuso la presidenta del Capítulo Mexicano del Buró Internacional para la Epilepsia, neuróloga Lilia Núñez (*), al referir que esta enfermedad  “es un problema de salud que necesita de una atención médica adecuada por las serias repercusiones sociales y emocionales que produce”, pues  por un lado está el estigma del miedo que provoca a otras personas al presenciar alguna crisis de convulsiones en un paciente y, por otro, la carga provocada por la ignorancia que atañe a este padecimiento neuronal.

Todo ello es parte de la falta de respeto a sus derechos humanos, agregándose a esto el rechazo que tienen dentro de las escuelas y centros de trabajo, donde además de pretendérseles desconocer sus capacidades pues aun persiste la falsa creencia de que epilepsia es sinónimo de incapacidad intelectual, no se consideran las medidas de atención en caso de una crisis.

La conjunción de crisis convulsivas y la carga del estigma social, es causa además de un estrés que daña aún más a los pacientes, puntualizó la doctora Lilia Núñez, por lo cual se requiere de una atención interdisciplinaria en la que participen también los familiares quienes requieren igualmente ayuda emocional.

¿Cómo atender a una persona en crisis?
La doctora Lilia Núñez indicó que tanto la familia, acompañantes y compañeros de trabajo o escuela de las personas con epilepsia, deben de considerar que no se debe de actuar si no saben qué hacer, pues en ocasiones pretenden impedirles que cierren la boca con lápices, plumas u otros objetos, lo cual sólo puede representar un mayor riesgo pues pueden romperse y ser tragados por el paciente.

En casos de crisis, los acompañantes de pacientes deben tomar las acciones siguientes: 

  • Convertirse en el “testigo dorado”, es decir no dejar solo al paciente y observar las características de la crisis (cómo inició, la forma que se dio la convulsión, etcétera)  pues esto será información valiosa para el médico. 
  • Protegerlo de lesiones colocándolo en un sitio seguro; es conveniente dejarlo en el piso, con una protección en la cabeza y lejos de escaleras o muebles con los que se pueda golpear; si existe la oportunidad de colocar un objeto firme entre los dientes para evitar la mordedura de la lengua puede hacerse, pero es contraproducente forcejear cuando ya los maxilares se encuentran firmemente cerrados. 
  • Asegurar una buena oxigenación aflojando la ropa y colocando la cabeza de lado para permitir que la salivación excesiva y la acumulación de flemas obstruyan la vía respiratoria.
  • Esperar a que la crisis cese sola, lo cual suele ocurrir en 3 a 5 minutos.
  • Permitirle reposar en el periodo posterior. No llevarlo al hospital a menos que la crisis sea prolongada (más de 10 min.) o se repita antes de la recuperación de la conciencia. No aplicar medicamentos adicionales ni estímulos de ningún tipo. Registrar la crisis y continuar el tratamiento habitual.

En México, agregó la experta, se estima que entre 1 y 2 millones de personas sufren de alguna forma esta enfermedad y es por ello que asociaciones civiles como Grupo “Aceptación” de Epilepsia (GADP) y Club VivEpilepsia, han unido esfuerzos para brindar información y apoyo a las personas que vivan con esta enfermedad así como a sus familiares, a través de simposios informativos que se realizan el primer sábado de cada mes en el Auditorio del Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE, de 09: a 12:30 horas,  y a través de sus páginas web www.vivepilepsia.com y www.epilepsiahoy.com; de igual forma se puede comunicar a los teléfonos 52-00-34-74 y 52-00-34-54 de 8:00 a 15:00 horas.  
 

(*) Dra. Lilia Núñez Orozco, Neuróloga
Jefe del Servicio de Neurología del CMN 20 de Noviembre, ISSSTE. Cd. de México.
Profesora Titular del Posgrado de Neurología, UNAM.
Presidenta de la Academia Mexicana de Neurología 2000-2002
Presidenta del Consejo Mexicano de Neurología
Coordinadora del Grupo “Aceptación” de Epilépticos (GADEP)
Presidenta del Capítulo Mexicano del Buró Internacional para la Epilepsia 2004-2006
Presidenta del Comité Latinoamericano del Buró Internacional para la Epilepsia 2005-2013


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: