Disminuye consumo de alimentos tradicionales

La población mexicana sólo incluye en la dieta cerca de 60 especies animales y vegetales, mientras que en la prehistoria se utilizaban hasta 200.

13/03/2015 9:37
AA

El xoconostle, la yuca, el nopal, el aguacate criollo y los mameyes son alimentos tradicionales de México que han disminuido su consumo porque se ha incrementado el de la comida chatarra, además de la reducción de la actividad física, lo que incrementa las enfermedades crónico-degenerativas. 

 
Arturo Navarro Ocaña, investigador de la Facultad de Química de la UNAM, comentó que se buscan evidencias para que estos alimentos se consideren funcionales, por su beneficio en la salud
 
Actualmente, la población mexicana sólo incluye en la dieta cerca de 60 especies animales y vegetales, mientras que en la prehistoria se utilizaban hasta 200 variedades. 
 
Navarro Ocaña, indicó que una vez que se obtengan evidencias se podrán clasificar como funcionales, pues además de tener características nutritivas, incluyen compuestos adicionales que ayudan a mejorar el estado general del organismo y prevenir enfermedades crónicas, como cáncer, trastornos cardiovasculares y diabetes
 
Resaltó que los más importantes son los carotenos, los ácidos grasos poliinsaturados, los flavonoides, los ácidos hidroxicinámicos, fitoesteroles y la fibra dietética soluble e insoluble, entre otros.
 
Se estudia una lista amplia de alimentos, como el xoconostle, que contiene fibra dietética, alto contenido vitamina C y antioxidantes, además de la yuca, el nopal, el aguacate criollo, mameyes, el chicozapote, chirimoya, coyol, giotilla, guanábana, níspero, pitahayas, calabaza, capulín y la tuna.
 
Apuntó que se trata de proporcionar evidencias clínicas y epidemiológicas para que se extienda un certificado a los alimentos funcionales, como aquellos cuyo consumo ayuda a la reducción o prevención de algunos padecimientos.
 
En cuanto a las semillas de chía, los quelites, los nopales, las tunas, las pitahayas, el garambullo, el mamey y el zapote, tanto amarillo, negro y blanco, dijo que se consumen en porcentajes menores, porque se cambian por productos  altos en carbohidratos y grasas y hay más casos de obesidad, diabetes mellitus, enfermedades cardiovasculares y exceso de grasas en la sangre.
 
Finalmente, subrayó que los antiguos mexicanos no padecían estas enfermedades y finalizaban su ciclo de vida en mejores condiciones físicas y mentales debido a que tenían una gastronomía variada a base de vegetales, carnes blancas e insectos, además de los productos del maíz (Con información de Investigación y Desarrollo).

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: