Cómo distinguir una infección viral de una bacteriana

Saber la diferencia, permitirá saber si se administra antibiótico o antiviral

04/10/2016 1:15
AA

La temporada invernal está cerca y con ello el aumento de enfermedades respiratorias, las cuales pueden ser provocadas por una infección viral o bacteriana ¿cómo distinguirlas y por qué es importante hacerlo?

Saber su origen es primordial para saber qué tratamiento administrar y la forma de distinguirlas es analizando sus síntomas.

El Dr. Jonathan Saúl Castillo Pedroza, Neumólogo del INER, señala que las enfermedades respiratorias son la principal causa de consulta externa, de las cuales el 95% son de origen viral.

“Es la primera causa de consulta en los centros de salud y representa una gran pérdida económica por los días de trabajo y de escuela perdidos”, indica.

Infección viral vs bacteriana

El especialista señala que las infecciones de vías respiratorias (IVR) se clasifican en dos grupos:

  • Altas: donde se afectan la cavidad nasal, faringe y laringe
  • Bajas: involucra la tráquea, zona bronquio pulmonar y pulmones

Explica que las IVR altas, suelen surgir por virus, los cuales se transmiten por contacto directo comúnmente en lugares cerrados, mientas que las bajas surgen por bacterias, que pueden causar graves daños.

Dentro de las infecciones virales, se encuentran el resfriado común, faringitis, amigdalitis, laringitis otitis media.

Las bacterianas incluyen la neumonía y tuberculosis.

“Las infecciones virales son en general de escasa gravedad y suelen desparecer en pocos días, pero por su gran frecuencia, son causa de ausentismo laboral y escolar”, señala.

Los síntomas

Aunque los malestares sean similares, hay diferencias muy marcadas que se deben tomar en cuenta para el tratamiento.

En el caso de las virales, el malestar no excede las dos semanas y ocasiona lo siguiente:

  • Secreción nasal
  • Fiebre alta
  • Malestar general
  • Tos
  • Dolor de cabeza, oídos y garganta
  • Dificultad para respirar
  • Cansancio
  • Dolor articular

En cambio, las bacterianas se caracterizan por:

  • Secreción purulenta, verdosa o amarillenta a las 24 horas
  • Fiebre más alta
  • El malestar es más severo

“Por lo general, los procesos virales al inicio no tiene producción purulenta y los bacterianos sí lo tienen. Para saberlo, sólo hay que observar en la garganta si se tienen placas purulentas”, detalla.

Antibióticos sólo para infecciones bacterianas

Las infecciones por virus, generalmente no requieren tratamiento pero en algunos casos, se pueden suministrar antivirales, analgésicos, descongestionantes y antitérmicos. Algunos ejemplos son el paracetamol e ibuprofeno.

En el caso de las bacterianas es necesario el uso de antibióticos, pero de acuerdo a las indicaciones del médico.

“No se debe abusar de los antibióticos ni tomarlos si se tiene una infección viral, porque sólo hace a las cepas más resistentes, por lo que cada vez se requerirán más antibióticos”, alerta.

El especialista enfatiza que hay que estar consciente que si se tiene un padecimeinto viral, no hay que desesperar, porque aunque los síntomas sean molestos, en ocho o diez días se desvanecerán.

Sin embargo, resalta que si el malestar dura más de 15 días y empeora, es posible que se haya agregado una infección bacteriana, por lo que la recomendación es acudir con el médico.

“Si a los 10 días el paciente tiene tos u otro malestar pero no tan grave como cuando inició, quiere decir que el cuadro ya se está resolviendo, pero si el cuadro es más grave o hay nuevos síntomas, entonces es un foco de alerta de que algo no está bien”, concluye.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: