Divagar mentalmente aumenta accidentes de coche

Cuando una persona que va al volante tiene este tipo de distracciones mentales, aunque esté despierto, incrementa los accidentes de tránsito.

24/12/2012 12:29
AA

 Es de lo más común que una persona que va al volante comience a pensar cosas sobre su vida, reflexione sobre sus problemas, recuerde cosas que tiene que hacer o sueñe despierto sobre algo, pero estas distracciones mentales están relacionadas con muchos de los accidentes de tránsito.

Así lo revelaron investigadores, Instituto Nacional de Investigación de Salud y Médica de la Universidad de Burdeos.

Los científicos franceses encontraron que de mil choques, casi el 50% estuvieron asociados a las distracciones mentales y preocupaciones del conductor.

Emmanuel Lagarde, investigador principal del estudio, indicó que “es difícil imaginar qué se puede hacer al respecto, porque no podemos evitar pensar mientras conducimos”, apuntó.

Según el estudio, publicado en BMJ, aborda el como comprender las distracciones peligrosas en la conducción, y la meta es desarrollar técnicas que puedan alertar a los conductores sobre los peligros a los que tal vez no estén prestando atención, añadió.

Se sabe que las distracciones externas, como hablar por teléfono y los mensajes de texto, se relacionan con los accidentes. Pero la falta de atención debida a distracciones como las preocupaciones no se comprende bien, dijo Lagarde.

Todos los conductores dejan que la mente se distraiga de vez en cuando. Para algunos, esa distracción momentánea tiene consecuencias desastrosas. Dejar de observar la carretera puede hacer que pasar por alto los peligros del tráfico sea más fácil, o que se cometan más errores al conducir, señaló el grupo de Lagarde.

Algunas personas podrían ser más vulnerables a la distracción mental que otras, comentó Lagarde. Entre estas personas podrían estar los conductores que sufren de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o las que toman fármacos, especuló.

Para el estudio, el equipo de Lagarde entrevistó a casi mil conductores adultos lesionados en accidentes de coche entre abril de 2010 y agosto de 2011. Los pacientes fueron encuestados en la sala de emergencias, en promedio, menos de cinco horas tras el choque.

Los investigadores preguntaron a los pacientes sobre lo que estaban pensando justo antes del accidente, y analizaron qué tan distractores eran esos pensamientos.

También tomaron en cuenta factores como las condiciones de la carretera y del tráfico, y si se seguían las normas de tráfico. También se evaluó el nivel de alcohol en sangre y el estado emocional previo al choque de los conductores.

De todos los accidentes revisados, el 47% por ciento fueron culpa del conductor, en 52%, los conductores dijeron que se habían distraído en cierta medida justo antes del choque, y en 13% dijeron que tuvieron pensamientos altamente angustiantes o distractores, lo que Lagarde calificó de distracción mental intensa. (Medline) 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: