Dormir, puede ayudarnos a resolver problemas

Psicóloga de la Universidad de Harvard explica que los sueños son una forma que tiene el cerebro para buscar solución a las preocupaciones habituales.

05/07/2010 9:31
AA

“Consúltalo con tu almohada”, no sólo es un dicho popular, de acuerdo con la psicóloga Deirdre Barret, adscrita a la Universiad de Harvard, soñar es una forma que tiene el cerebro humano para resolver los problemas que nos aquejan cuando estamos despiertos.

La mayoría de las veces no recordamos lo que soñamos, pero la especialistan afirma que todas las personas sanas sueñan.
Enfoques ya conocidos dicen que el sueño refleja traumas o angustias que no somos capaces de expresar conscientemente, pero  el estudio realizado por Deirdre Barret, presentado en la Association for Psychological Science, señala que los sueños son siempre “muy visuales” y contienen una línea argumental cuya naturaleza es casi siempre ilógica.
Barret cree que “el sueño es en realidad otra forma del pensamiento, una que tiene lugar en un estado ligeramente diferente al que posee esta función cuando estamos despiertos. Aunque estemos soñando”, explica, “seguimos trabajando para resolver los mismos problemas que nos acosan cuando estamos con los ojos abiertos”.
Pensar mientras dormidos es diferente a hacerlo estando despiertos, por lo que los sueños proporcionarían una forma diferente -y a menudo efectiva- de encarar los problemas.

La psicóloga argumenta que una teoría que explique la función de los sueños debe tomar en cuanta la evolución humana, explica que es poco probable que un mecanismo que no apote una ventaja se mantenga durante millones de años, los sueños, asegura, no deben ser la excepción de la regla.
Otros investigadores piensan que los sueños son el resultado del descanso del cerebro mientras repone sustancias químicas como los neurotransmisores y que su función es equivalente a dejar una televisión encendida sin señal en su antena; Barret, quien ha estudiado los problemas relacionados al sueño durante los últimos 10 años ha realizado varios experimentos para comprobar su teoría.
En uno de ellos, les pidió a un grupo de estudiantes universitarios voluntarios que escogiesen un problema y tratasen de resolverlo durante las horas de sueño.
“Los problemas no eran de índole científica, sino simples preguntas de las que los voluntarios desconocían la respuesta. Los estudiantes se concentraban en el problema cada noche antes de irse a la cama, y después de unas semana, aproximadamente la mitad de ellos habían tenido sueños relacionados con el problema. Aproximadamente uno de cada cuatro tuvo un sueño que contenía la respuesta”, explica la psicóloga.
Barrett, durante sus experimentos, encontró que podían abordarse casi cualquier tipo de problemas, desde acertijos matemáticos hasta problemas relacionados con el arte. Pero casi siempre, lo que mejor podía resolverse en sueños eran problemas que obligan a las personas a visualizar algo en su mente, tal como ocurre generalmente cuando un inventor está imaginando un nuevo dispositivo.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: