Dos vasos de agua contra la obesidad

Tomar 500 mililitros juntos de agua después del ejercicio o antes de comer y llevar una dieta baja en carbohidratos, elimina la grasa.

25/08/2011 8:31
AA
El agua natural (o pura) oxida la grasa, mantiene bajos los niveles de glucosa en sangre y permite la eliminación de toxinas, por lo cual es una excelente herramienta que se debe de incluir en los tratamientos de dietas hipocalóricas (baja en calorías) y ejercicios de bajo impacto para disminuir la obesidad, tanto en la población adulta como infantil, aseguró la doctora Jodi Dunmeyer Stookey, del Hospital del Niño del Instituto de Investigación de Oakland, California, Estados Unidos.
 
En el marco del Foro sobre Obesidad Infantil, realizado en México, la especialista afirmó que diversas investigaciones han  establecido los beneficios del agua para la salud, pero también se ha apuntado que el consumo por sí mismo del líquido vital no favorece la pérdida de sobre peso ni disminuye la obesidad.
 
Sin embargo, las investigaciones realizadas en el Hospital del Niño del Instituto de Investigación de Okland, han establecido que tomar dos vasos juntos de agua (500 mililitros) después de por lo menos 20 minutos de ejercicio  y/o antes de comer refuerza las acciones del agua a favor de nuestro organismo de diversas formas:
  • Efectúa un proceso de oxidación de las grasas, por lo que ésta prácticamente se diluye y desecha con mayor facilidad.
  • La presión del agua favorece la  osmoladilidad (el movimiento de fluidos intracelular)  y con ello la motilidad de las células y  su capacidad para desechar tanto las grasas como otras toxinas, lo cual da como resultado un equilibrio celular.
Lo anterior se demostró a través de diversos estudios realizados en hombres y mujeres con sobre peso u obesidad, estableciéndose que quienes realizaron una dieta hipocalórica, junto con una rutina de ejercicio y consumieron dos vasos de agua después de la actividad física, perdieron alrededor de 5.4 kilos de peso, destacándose que la mayor pérdida de grasa fue en la zona de las caderas.
 
En tanto, aquellas personas que únicamente consumieron los dos vasos de agua juntos,  antes de cada comida, disminuyeron 3 kilogramos.
 
La doctora Jodi Dunmeyer consideró que si se realiza el programa completo de ejercicio, dieta y consumo de dos vasos juntos de agua después de la actividad física y antes de cada comida, los resultados para la disminución de obesidad serán mejores.
 
Incluso, apuntó, en el caso de los niños, quienes siguieron el tratamiento planteado perdieron 3.3 kilos de pesos, en tanto que aquellos que sólo consumieron agua 2 kilos.
 
Por otra parte, agregó, se debe destacar que al tomar esta disciplina en el consumo de agua, aumenta la sensación de sed en el organismo, por lo que tanto adultos como niños prefieren tomarla pura o natural, disminuyéndose de 31 a 52 por ciento el consumo de bebidas azucaradas, una de las principales causas de obesidad a nivel global.
 
Cómo contrarrestar la baja de insulina
La doctora Jodi Dunmeyer Stookey reconoció que se debe considerar los riesgos en la elevación en el consumo de agua para las personas adultas y niños con diabetes, pues la motilidad celular es causa también de la disminución de insulina, lo cual a su vez genera la concentración de hormonas contra reguladoras que pueden propiciar un estado catabólico, es decir, cuando el cuerpo requiere de mayor energía pero no recibe los suficientes nutrientes.
 
Es por ello que es necesario que dentro de las dietas siempre se incluya una porción de almidones o carbohidratos, como son las pastas  horneadas o cocidas, sin endulzar como es el caso del pan, ni freír como pudiera ser con las sopas.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: