Edulcorantes ponen salud en riesgo innecesariamente

Investigadora mexicana afirma que consumir edulcorantes como aspartame, dañan funcionamiento orgánico de los consumidores.

29/03/2012 6:30
AA

¿Sabías  que la mosca del vinagre, llamada Drosophila melanogaster , tiene muchas semejanzas con el humano y que gracias a esta especie, Patricia Morales encargada del Laboratorio de Genética y Toxicología Ambiental, y coordinadora del Banco de Moscas de la Facultad de Ciencias (FC) de la UNAM, encontró que el consumir edulcorantes se expone al cuerpo a riesgos innecesarios.

Entre los riesgos más graves, indicó la investigadora está la afectación de la diferenciación genital.

De acuerdo con Morales, los edulcorantes empezaron a usarse como sustitutos del azúcar para personas con problemas de diabetes u obesidad, pero en realidad se desconocía que causaban otros daños graves para los consumidores.
 
El aspartame es una de las sustancias contenida en los edulcorantes pero es muy poco recomendable para personas con fenilcetonuria, enfermedad metabólica donde se generan sustancias derivadas, como la fenilalanina; entonces, no pueden degradarla y les produce una reacción tóxica, mientras que en los niños, puede llevar a una afectación irreversible del sistema nervioso.
 
Este producto puede consumirse con alimentos que ya estén listos para comer, porque si se somete a procesos que requieran altas temperaturas o comida en proceso de cocción, la acidez aumenta tal cual el jugo de naranja, ocasionando que lasmoléculas se rompan y por lo tanto,  se produce metanol, un alcohol que causa ceguera.
 
Después también puede formarse  formaldehído, tóxico para el sistema nervioso, afecta las funciones motoras y es cancerígeno.
 
Para verificar los efectos a largo plazo, Ramos Morales usó larvas de esta mosca y descubrir cómo es que el edulcorante perjudicaba la salud y encontró que mientras se formaban los órganos y tejidos encontró que en apariencia eran iguales las moscas adultas cultivadas con azúcar que las cultivadas con edulcorantes, pero cuando se sometieron a pruebas de coordinación motriz, orientación y resistencia sí había diferencias marcadas.
 
Entre estas diferencias, la científica encontró que las moscas de azúcar volaban en cuando entraban en contacto con agua mientras que, las de edulcorante no se mueven, no nadan y no salen, y no porque no puedan volar, sino porque no se dan cuenta del lugar en el que están porque su sentido de orientación no funciona bien y su metabolismo se descompone al rebiri metanol y formaldehido.
 
Pero los problemas no se detenían ahí, sino que la investigadora encontró que los problemas son hereditarios y que afectan la función sexual, al alterar la diferenciación genital en las moscas más sensibles.
 
Por ello, aclaró, que antes de consumir cualquier producto, el usuario debe estar informado sobre las consecuencias a corto, mediano y largo plazo, sobre su consumo en las diferentes concentraciones de acuerdo con las características individuales.
 
Ahora lo que falta investigar, dijo Morales es a nivel cuantitativo, “Queremos mostrar con números, con datos duros, hasta dónde el modelo es sensible y muestra el efecto del tratamiento”, afirmó. (Fuente: UNAM)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: