Ejercicio ayuda a reducir riesgo cardíaco

Es mejor realizar ejercicio con cautela, a un ritmo más bien suave, ya que los ejercicios intensos pueden ser peligrosos, dicen expertos.

17/04/2013 4:17
AA

Para poder reducir el riesgo de sufrir un accidente cerebral vascular (ACV) es importante adoptar buenos hábitos de vida como realizar actividad física con regularidad, tener un peso saludable y adecuado, evitar el tabaquismo y procurar no beber mucho alcohol.

Inclusive y sobre todo, los especialistas señalan que el ejercicio puede reducir hasta un 50% el riesgo de sufrir un ACV.

Los médicos recomiendan 30 minutos de actividad física al día, durante al menos cinco días a la semana, aunque, recientemente se ha señalado que no es necesario que se realice ejercicio durante este tiempo justamente, sino basta con hacerlo dos o tres veces al día durante 10 o 15 minutos.

No obstante, señalan también que lo mejor es ser cauteloso y no realizar el ejercicio con demasiada intensidad.

Los especialistas, que sugieren sesiones con intervalos de alta intensidad, señalan que realizar explosiones cortas de un ejercicio cada semana, por ejemplo cuatro carreras de 30 segundos en una bicicleta, es efectivo de mantenerse en forma.

Este tipo de entrenamiento tiene un efecto en la capacidad aeróbica y ayudan a mejorar los procesos metabólicos del cuerpo, no obstante, los especialistas también señalan que esta clase de entrenamiento tan intenso no puede ser practicado por cualquier persona.

Para la Asociación de Infarto Cerebral del Reino Unido, es importante tener cautela en este sentido, así como hallar el balance entre la intensidad del ejercicio, su duración y frecuencia, y refiere que es preferible y más seguro realizar un ejercicio suave durante un buen rato.

“Hemos escuchado de forma anecdótica que algunas actividades, como el ejercicio vigoroso, pueden ocasionar que exploten los vasos sanguíneos. Necesitamos más investigaciones sobre los factores subyacentes que pueden hacer que esto pase”, señaló Nikki Hill, directora de comunicaciones del organismo.

Señalaron también que antes de ocurrir un ACV, el organismo envía algunas señales de alarma, como le sucedió al presentador de la BBC, Andrew Marr, que sufrió dos microinfartos previos a su ACV, pero no lo notó.

Estos son llamados ataques isquémicos transitorios (TIA), y sus síntomas son parecidos a los de un  ACV, como tener problemas para hablar o una sensación de debilidad en cara y cuerpo, no obstante, duran poco minutos y regularmente no se les toma en serio.

Por ello, refieren que si se considera que personalmente, o alguien cercano, tuvo o tiene un TIA, lo mejor es llamar a emergencias. (Con información de BBC)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: