Ejercicio físico evita pérdida de memoria

Los ejercicios aeróbicos aumentan el tamaño del hipocampo, responsable de la captación y almacenamiento de información.

01/02/2011 6:25
AA

De acuerdo a la Fundación Alzheimer, realizar ejercicios cerebrales a través de la lectura, crucigramas y sopas de letras, entre otros, ayudan a ejercitar la memoria evitándose o retardándose la pérdida de la misma; ahora nuevas investigaciones señalan que también el ejercicio físico es de gran utilidad.

Conforme a un estudio  de la Universidad de Pittsburgh, Estados Unidos, el que las personas mayores realicen ejercicio de manera constante durante un año incrementa el tamaño del hipocampo, una de las principales estructuras del cerebro, responsable de la captación y almacenamiento de información.

Las conclusiones se basan en el estudio realizado a 120 personas mayores sin demencia, a quienes se les retiró de una vida sedentaria para separarlos al azar en dos grupos, al primero se le asignó  caminar alrededor de una pista durante 40 minutos al día, tres días a la semana; los integrantes del segundo grupo  sólo tenían ejercicios de estiramiento y tonificación.

A todos los participantes se les realizaron resonancia magnética para poder medir la influencia del deporte en la estructura del cerebro, aunado a exámenes con varios biomarcadores asociados con la salud del cerebro, entre los cuales se incluyó el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), una pequeña molécula que está implicada en el aprendizaje y la memoria. Encontraron que el aumento en el tamaño del hipocampo se asociaba con una mayor cantidad de BDNF.

De esta manera se pudo comprobar que los del grupo uno, con ejercicio aeróbico, experimentaron una mejora de la función de la memoria, asociada a un aumento en el volumen del hipocampo derecho e izquierdo de 2.12 por ciento y 1.97 por ciento, respectivamente. Por su parte, en las personas que sólo realizaron ejercicios de estiramiento  disminuyeron en volumen un 1.40 y 1.43 por ciento, cada una.

Kirk Erickson, profesor de Psicología en la Universidad de Pittsburgh y autor principal de la investigación, apuntó: “Creemos que la atrofia del hipocampo en la vejez es casi inevitable, pero hemos demostrado que incluso el ejercicio moderado durante un año puede aumentar el tamaño de esa estructura. El cerebro en esa etapa sigue siendo modificable”.

(Con información de abc.com)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: