Ejercicio gradual, garantía de éxito al tratar obesidad

Iniciar con sesiones de caminar, de 10 minutos, ayuda al paciente a ir quemando grasa, mucho más que en actividades de alta intensidad.

11/08/2013 5:56
AA
Es muy común que las personas inicien una rutina de ejercicio sin tomar en cuenta si su cuerpo es apto para éste. Usualmente, quienes acuden a un gimnasio por primera vez siguen las indicaciones de un instructor sin tener una valoración médica previa, lo que les puede causar  complicaciones en la salud.
 
Durante la mesa temática sobre obesidad, transmitida este domingo en SUMEDICO Radio, Odín Vite (*), médico del Deporte, dijo que: “Hablando de  obesidad tenemos que considerar una valoración médica antes de iniciar un programa de ejercicio, ya que los programas que hay en los gimnasios regularmente no tienen rutinas planificadas para personas que padecen alguna enfermedad o que  tienen riesgo cardiovascular”.
 
El especialista indicó que es importante que cada paciente con sobrepeso u obesidad, y en general, quien comience a ejercitar su cuerpo, sepa el tipo de ejercicio que puede realizar acorde con su condición física, dieta  y hábitos de vida.
 
Por otro lado, frecuentemente las personas confunden actividad física con ejercicio y éstos no son lo mismo. “La primera  tiene que ver con aquel movimiento que realizamos a lo largo del día, como subir escaleras, por ejemplo, lo que hacemos de forma consciente y voluntaria, y que no tiene una estructura. Su único beneficio  es la quema de calorías, gasto energético que no tiene un beneficio mayor o una adaptación  por parte del cuerpo; mientras que el segundo, el ejercicio, se caracteriza por tener  frecuencia, intensidad, duración, y éste sí es capaz de quemar grasa corporal”, señaló  el especialista.
 
Entonces, si se quiere bajar de peso, es necesario realizar el ejercicio adecuado. Entre los ejercicios recomendados, Vite mencionó el aeróbico o cardiovascular, es decir, actividades como correr, caminar, bailar, nadar o andar en bici, pues éstas tienen la característica de ser movimientos contínuos y cumplen con determinada frecuencia.
 
Cómo comenzar a hacer ejercicio
Odín Vite señala que es recomendable empezar con sesiones de diez minutos hasta completar cuatro horas de ejercicio a la semana y, posteriormente, aumentar la actividad de manera gradual, pues de esta manera la persona comenzará a bajar de peso, esto, claro, dependiendo de la constancia y dedicación que invierta en su programa de ejercicios, aún cuando éste sea de baja intensidad.
 
“El ejercicio de baja intensidad, de forma generalizada, es el ejercicio que te permite hablar de forma fluida mientras lo realizas. Si el ejercicio ya no nos permite ir platicando con alguien, ya se considera de mayor  intensidad, y ya se está saliendo de la zona de quema de grasa; ese ejercicio no nos sirve para bajar de peso, si no se hace con más tiempo. Un ejercicio adecuado debe ser rítmico y contínuo; se requiere utilizar mínimo la tercera parte del cuerpo, y tiene que ser largo en duración, pues  entre más tiempo tome, más grasa se quema, sin embargo,  si es más intenso y más corto, menos se utiliza la grasa como fuente de energía.
 
“Es importante decir que, si bajan los niveles de azúcar y carbohidratos que tiene nuestro cuerpo haciendo ejercicio de mayor intensidad lo que ocurre es que se va a tener hambre, es por ello que una rutina de ejercicio sin una dieta adecuada no funciona, por eso muchas veces en lugar de bajar de peso se aumenta”.  
 
Cuánto ejercicio y en cuánto tiempo
Sobre el tiempo en el que se verán resultados, Vite afimó que esas son de las preguntas y preocupaciones más frecuentes de los pacientes, y es que el ejercicio no se ve como prioridad, pues no es una necesidad biológica como comer o dormir. Entonces “el ejercicio debe ser una actividad más dentro de la agenda, se debe planear de forma semanal, establecer una cantidad de minutos, y desde luego no pensar que este tiempo se puede cubrir en un solo día, pues parte muy importante del tratamiento es la gradualidad. 
 
El ejercicio ideal, concluyó el especialista, debe estar acompañado de una dieta y hábitos idóneos, adaptables al modo de vida de quien lo realiza, y su masa corporal, pues “no todo el ejercicio es el mismo para todas las personas, es decir, si la dieta se adapta a cada persona, el ejercicio también debe hacerlo”.
 
Odín Vite subrayó que el éxito de una rutina de ejercicio se refleja en el bienestar que se empieza a sentir desde el primer día porque “cada dia va siendo un logro y conforme empiezas a modificar tus hábitos alimenticios, y tus pensamientos, vas a empezar a tener beneficios físicos; a sentirte más ágil, más fuerte para jugar con tus hijos o caminar con tu mascota, incluso verás cambios positivos en tu estado de ánimo. 
 
“Además, el que mejore tu presión arterial, que bajen tus niveles de azúcar, tu colesterol, o tu riesgo cardiovascular, eso te da la posibilidad de tener mas años de vida con calidad”. 
 
El especialista recalcó, finalmente, que ver al sobrepeso y la obesidad sólo como una cuestión estética, es minimizar un problema de salud.
 
(*) Odín Vite es médico del Deporte, del Centro de Nutrición Obesidad y Alteraciones Metabólicas del Hospital ABC.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: