Ejercicios de respiración contra la ansiedad

Una respiración profunda y pausada junto con la meditación, ayuda a eliminar la tensión corporal y la ansiedad provocada por las presiones diarias.

18/07/2011 8:23
AA

Presiones de tiempo, económicas, enojos, pueden provocar una ansiedad situacional la cual puede eliminarse a través de ejercicios de respiración, explicó en SUMEDICO Radio el terapeuta Yoshio Okubo, director del Centro Japonés de Medicina Alterna. Escucha la entrevista.

Precisó que estas situaciones generan angustia, miedo e  inseguridad, pero acorde a estudios en Alemania se ha demostrado que el 40 por ciento de las personas que realizan ejercicios de respiración pueden mitigar estas emociones.

Y si a estos ejercicios se agregan otros, como el tai chí, meditación y yoga, el 65 por ciento de las personas con ansiedad logran eliminar esta situación.

Sin embargo, aclaró el especialista, se debe de tomar en cuenta que si no hay una causa justificada para esta ansiedad y esta sensación de opresión en el pecho, sudoración, aceleración del ritmo cardiaco, dificultad para respirar y otros síntomas permanecen todo el tiempo, es necesario acudir al médico para una valoración.

De igual forma se debe de considerar que estos síntomas son similares a los de un infarto, entonces es aún más pertinente un chequeo clínico.

Pasos para un ejercicio de respiración

El doctor Yoshio Okubo indicó que hacer un ejercicio de respiración es posible en cualquier momento, para lo cual deben seguirse pasos sencillos:

  • Primero el evento mecánico de respirar se debe hacer consciente, es decir, nos debemos percatar de cómo respiramos.
  • Nos sentamos o recostamos, colocamos la columna derecha y aspiramos el aire por la nariz lento y profundo, posteriormente lo sacamos lentamente por la boca, hacemos esto por dos minutos
  • Te desconectas de todo tu entorno y problemas familiares, laborales, personales
  • Te visualizas en un campo o en medio del bosque, comienzas a sentir el sol, el aire, etcétera
  • El organismo comienza a relajarse al igual que la mente, mientras te ves haciendo una actividad en el campo, caminando, sembrando una flor o un árbol al cual incluso puedes ver crecer.
  • Mantienes tu respiración pausada y te incorporas nuevamente a tu entorno real.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: