¿El amor causa sobrepeso?

En promedio, las mujeres aumentan casi 4.5 kilos desde que se enamoran hasta que la relación se consolida.

20/02/2015 3:27
AA

El peso de una persona se ve afectada por el amor, desde el estómago encogido durante la conquista hasta el consumo desmedido de alimentos altos en calorías, como los dulces, en la ruptura. 

La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, en colaboración con XLS Medical, realizó una encuesta para conocer la influencia de las relaciones de pareja en el peso corporal, donde el 81 por ciento consideró que la etapa de la relación en la que nos encontramos afecta al peso. 
 
En promedio, las encuestadas aumentaron casi 4.5 kilos desde que se enamoraron hasta que la relación se consolidó. 
 
Para el Albert Goday, vicepresidente de la sociedad, la parte emocional influye en los hábitos nutricionales, por eso la relación de pareja interviene mucho en el peso.
 
Las principales causas que motivan estos cambios, añadió, son las discusiones frente a la tranquilidad emocional, la motivación de empezar una relación y el deseo de formar una familia
 
De acuerdo con los resultados, un 73.4 por ciento consideró que el sobrepeso afecta bastante a la hora de buscar pareja, contrario a una relación consolidada en el que únicamente el 38.8 por ciento cree que puede afectar.
 
Las encuestadas confesaron que el momento en el que se cuidan más es cuando buscan pareja, así como al momento de iniciar una relación, pero el apetito se va abriendo conforme se consolida esta. 
 
Durante la primera etapa, 25.6 por ciento afirmó comer menos compulsivamente frente al 50.7 por ciento que come más al finalizar la relación; además se prefiere lo dulce (73.52 por ciento) a lo salado (36.48 por ciento). 
 
Al buscar pareja, 42.3 por ciento reconoció que intenta hacer una dieta más saludable frente al 41.5 por ciento que tiene una dieta menos sana al finalizar con su pareja. 
 
Respecto al picoteo entre comidas, en la búsqueda 24.7 por ciento picotea menos, mientras que el 47.5 por ciento lo hace más de lo habitual al romper y lo dulce es lo más demandado en el 54.4 por ciento de los casos.
 
Julia Vidal, directora del centro de psicología Área Humana, explicó que al inicio de una relación hay una energía extra que favorece el cuidarnos más en general porque hay una motivación muy grande, que es la conquista. 
 
Se trata de un momento de bienestar y apetece menos tomar alimentos que elevan los niveles de endorfinas, que no se necesitan durante ese periodo, ya que se encuentran altas. 
 
Sin embargo, este periodo no siempre implica que nos cuidemos más, pues puede existir estrés muy alto al no tener a la pareja segura, lo que lleva más dudas e inseguridades. Todo dependerá de la relación que se establezca entre los dos.
 
Goday reiteró que en el momento de la ruptura se come de forma compulsiva y aumentan otros hábitos menos saludables como la ingesta de bebidas alcohólicas, refrescos y el picoteo entre horas (Con información de La Razón).
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: