El amor en los tiempos de internet

Psicoanalista comentó para SUMEDICO, sobre los factores que desencadenan se busque una relación por internet.

12/02/2013 11:55
AA

Amor, amor, que te vistes de cualquier color… Cantaba José José, antes de la explosión del internet, y es que el amor como tal es un sentimiento que puede tener varios matices, existe el filial, el fraternal y por último el romántico, al cual le achacamos que como Pepele pu cada 14 de febrero demos brinquitos azucarados.

Se estima que en México 8 millones de mexicanos están registrados en redes sociales con la esperanza de encontrar pareja a través de internet, según un sondeo del Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), cantidad de usuarios que posiciona al país en el segundo lugar de Latinoamérica después de Brasil, que suma 30 millones de personas.

Factores

En este sentido el Psicoanalista gestal (*)Jorge Díaz Martínez , comentó para SUMEDICO, cuáles son los factores que desencadenan se busque una relación por internet.

La facilidad de encontrar personas más afines a nosotros, mediante salas de chat, redes sociales, juegos en línea y demás medios en internet, es el principal factor, del ciber amor. Pues, las relaciones en la red se basan en la idealización, y el reflejo de cualidades que buscamos en seres que aún no conocemos, dijo.

Esto debido a que los emisores de mensajes tiene mayor control de lo que quieren comunicar, pueden jugar el rol idealizado que tiene de ellos mismos, o el que esperamos. Pues al no haber una interacción cercana, no existen factores como la voz, los gestos, la forma de comportarse, etcétera, que alerten para no creer en el discurso del interlocutor.

Según algunos teóricos de la personalidad, especialmente Junk, plantean que cada una de las personas utiliza distintas mascaras en las interacciones humanas. Papeles o roles que se asumen según con quién o en qué circunstancia se encuentren los individuos, ésto con el fin de tener mayor comodidad en cada uno de los sectores donde se desarrollen, explicó Díaz.

Un ejemplo indicó, es que  en twitter, facebook o las salas de chat, existe un alto número de personas que tiene un alter ego, usan un alias, una foto que no es suya, etcétera.

Una relación por internet involucra un acto de fe en este sentido, pues se basa en creer lo que escribe la otra persona, lo cual puede ser una deformación inconsciente o consciente de su persona y entorno, expuso el especialista.

El crecimiento de este tipo de relaciones se debe a  que se tiene mayor control de lo que se quiere mostrar, se elige que rol asumir, se puede borrar y pensar más en lo que se quiere decir, es más difícil “regarla”, agregó.

A lo que se le suma la inmediatez, pues la red y la tendencia de uso de teléfonos inteligentes brindan la facilidad de entrar en contacto en todo momento, no sólo con las personas de la vida cotidiana, también con los nuevos conocidos por internet.

Nuevos esquemas

A comparación de lo que se puede creer, las relaciones ciberneticas son igual de complejas que las físicas, en este sentido el sexting es una extensión de lo que las parejas podrían entender como “faje textual”, donde se busca satisfacer las necesidades sexuales del otro mediante la erotización, el jugueteo provocativo y el disfrute del cuerpo, no necesariamente de manera coital, sino se retroalimentan los amantes por las imagen o la textualización de hechos.

En cuanto al romance, “en épocas donde no existían los medios digitales, las personas tenían que hacer uso de su ingenio y saber todo sobre la persona que los había prendado, para así poder sorprenderla con algún detalle o invitación, ahora basta con buscar en su perfil de facebook o leer lo que twittea para darnos una idea”.

Investigación que destapa lo que llamarían “El lado stalker”, tipificación que significa “acosador”, pero que pocas ocasiones es una  psicopátis real,  “pues quien lo lleva  acabo puede manifestar rasgos de ésta índole, pero no implica que tengan el trastorno, pues es multifactorial su desencadenamiento”, expusó Díaz

“Sobre las gratificaciones, las de índole cibernéticas terminan siendo igual de efectivas que las reales, incluso similares  al efecto que pueden causar muchas drogas, por lo que pueden convertirse las relaciones por internet  en una adicción.”

Ya que se comienza a asociar a la satisfacción inmediata, que lleva a recaer en éste tipo de relaciones para satisfacer aquel vacio que quedo, mermando las habilidades sociales en la realidad objetiva más allá de la actividad social, indicó el especialista.

De ésta forma, el especialista aclaró los alcances afectivos que pueden tener relaciones que aparentemente parecen ser “sólo cuestión de palabras”, y hace énfasis en que las relaciones por internet no deben ser satanizadas, sino como en cualquier tipo de relación afectiva, estar consciente de sus complicaciones.

En conclusión, Díaz exhorta a la auto observación, para descubrir si lo que sentimos es amor, o sólo dependencia afectiva, en este sentido para la secuela del “Amor en tiempos de internet” nos provee en la nota Si el amor es ciego, en la era digital más preguntas bases para despejar nuestra dudas en las relaciones por la red.

(*)Jorge Díaz Martínez, Psicoterapeuta gestal.

Celular: 045 6681431416

Correo: Jorge Díaz Martínez


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: