El bebé aprende con la comida

Conocer el mundo y tener un autoconocimiento, se refuerza con el juego y la alimentación.

03/10/2013 4:45
AA
El desarrollo psicomotriz es la muestra externa de la maduración del sistema nervioso central con lo cual el niño va a desarrollar su independencia y su relación con el mundo exterior comentó Gabriela Cajiga, especialista en psicomotricidad. La psicomotricidad esta en medio de la emoción movimiento y aprendizaje, si se tienen vivencias placenteras estas áreas se desarrollan de manera adecuada y positiva.
 
Con los alimentos el niño disfruta y aprende porque hay sonidos, sabores, aromas y relaciona los alimentos con la mamá.“Mientras come, el bebé se hace consiente del espacio, sabe qué es un arriba, abajo, adentro y afuera. Con la comida y juego en ella se refuerza”, explicó Cajiga.

La evolución de los movimientos en un bebé
Esta maduración tiene un orden preestablecido. Lo primero que hacen los bebés es levantar la cabeza, después desarrollan control en las manos, reflejos y cuestiones de salvamento. Es por ello que hay que estimular sus manos desde que nacen para que no pierdan fuerza y motricidad, sugirió Cajiga, ya que el bebé necesita movimientos y experiencia la cual genera pensamientos y experiencia del mundo.
 
Un bebé que tiene buen conocimiento de su cuerpo tiene una mayor coordinación y dominio sobre su cuerpo. Una gran forma de autoexploración s el juego. Salir todos los días al parque con las mamás les da movimiento, esto da seguridad de que los infantes pueden masticar sin riesgo a partir del año.

La comida como proceso de aprendizaje
La terapeuta comentó que hay muchos niños que van a terapia porque no hubo masticación ocasionando problemas de lenguaje. “Hay muchos músculos en la boca que deben trabajar, el masticar ayuda a una buena deglución, digestión y cuestiones tónicas. 
 
Cuando el bebé empieza a comer por sí solo hay una separación de la madre al intervenir un objeto, hay un encuentro consigo mismo. “Después cuando ya tiene pleno dominio de esto y comienza con el proceso de cognición su postura es libre, utiliza manos y boca, tiene habla, comienza a exteriorizar su pensamiento que antes a los seis meses la mamá tenía que adivinar, ahora lo expresa”, detalló. 
 
En esta etapa el bebé comienza a tener hábitos, costumbres, rutinas ya distingue lo nutritivo de lo no nutritivo, reconoce esas sensaciones que tiene su cuerpo cuando requiere alimentarse.
 
Una forma divertida de aprender para ellos es con los bocaditos de cereal especiales para bebé lo cuales puede masticar sin riesgo, meter a la boca, jugar con el empaque el cual además con el movimiento de sus manos genera movimiento y fortalece las nociones de adentro, afuera, abrir y cerrar. 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: