El botox no debe paralizar la expresión facial

La aplicación de botox no es para rellenar las arrugas del rostro sino un relajante muscular que devuelve la expresión, señala especialista.

12/01/2011 4:09
AA

Existe la falsa creencia entre las personas, sobre todo entre las mujeres, de que el botox es una sustancia que se inyecta para rellenar las marcas que la edad va dejando en el rostro de las personas.

Para comprobar si esto es un mito o no, SUMEDICO consultó a la doctora Mariana Miliani, quien está certificada en la aplicación de botox, con la idea de que aclare las dudas más importantes que existen alrededor de este tema.

Antes de ahondar en asuntos de ética y precaución, la doctora afirmó que la aplicación del botox tradicional se realiza en la zona llamada antifaz en el rostro. Y aclara que lo único que realiza la sustancia que se inyecta, que es la proteína purificada de la toxina botulínica (botox) es suavizar la expresión de la persona.

“Es en esa parte de la cara en donde se consigue el mejor efecto, aunque hay otra clase de aplicaciones más avanzadas que pueden realizarse en el cuello, la parte inferior de la cara e inclusive las mamas, pero el efecto no es tan potente como en esta zona”, comenta la doctora.

Una de las principales preguntas respecto al tema versa sobre si una aplicación de botox es necesaria y a partir de qué momento es posible llevarla a cabo. “Desde que se vea flacidez en el rostro, cuando asoman las líneas que van dejando los años”; asegura.

De igual manera, explicó que el botox se utiliza para relajar la musculatura, no sirve para hacer efecto de relleno y debe colocarse cada seis meses.

“Es como un carro último modelo, si no sabes manejarlo tienes un accidente, te estrellas; el botox, si no sabes utilizarlo terminas viéndote como muñeco de ventrílocuo, sin expresión. El botox debe aplicarse de forma delicada; siempre he dicho que es un arte porque hay puntos y unidades específicos de aplicación”, asegura.

No obstante, tal y como con cualquier otra cosa que produzca placer, la aplicación de botox puede volverse una adicción: “Hay personas que desean colocarse las inyecciones cada tres meses, que es la mitad del tiempo que deben esperar en realidad. Cuando esto sucede se bloquean los receptores a nivel muscular y prácticamente no hay ningún efecto; ahora que si se aplican sobredosis puede haber efectos secundarios peligrosos, como la caída de párpados”, comenta la doctora.

Al mismo tiempo, para Mariana Miliani no hay cosa más segura que el botox. “El efecto es muy bonito y es muy seguro, porque en dado caso de que lo coloques mal, el efecto se revierte a los seis meses, que es cuando debes volver por la nueva aplicación”, asegura.

También hay momentos en los que el botox no debe aplicarse: “Contrario a lo que mucha gente piensa, el botox no es preventivo. Cuando realmente haya flacidez en el rostro es cuando debe aplicarse, no antes porque le quitas expresión natural al rostro, debe aplicarse cuando haya madurez y no a las niñas o adolescentes que quieran hacerlo” y agrega que es importante buscar médicos y clínicas certificados porque hay mucha charlatanería.

“En la parte médica el que paga no manda. Debe haber una guía de parte del médico, porque hay muchos inconscientes que lo aplican cada tres meses sólo por la cuestión económica”, dice.

Finalmente, hizo una petición a las personas que ya han decidido aplicarse botox: “Déjense guiar por su médico”.

 

*Dra. Mariana Miliani
Médico Cirujano en Belleza Permanente.
Docente en el área de Ciencias de la Salud en la Universidad del Valle de México.
Procedimientos Médicos Estéticos y tratamientos en el área de Medicina Antienvejecimiento y Nutrición Clínica.
Docente en el área de ciencias de la salud, específicamente en la licenciatura de Nutrición a nivel Universitario.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: