El cáncer también es una oportunidad de vida

El mejor apoyo para un paciente que enfrenta la enfermedad es un abrazo, dice una sobreviviente de cáncer de mama.

28/05/2010 5:48
AA

Luz del Carmen Linares de 54 años, es una sobreviviente de cáncer, hace ocho años le diagnosticaron un carcinoma de mama en un chequeo por menopausia.

“En el ultrasonido notaron algo extraño pero no sabían qué era”, entonces le mandan  a hacer una mastografía “y no les gustan los resultados” luego una biopsia y ocurre lo mismo. Ella no sabía lo que era un carcinoma ni lo que significaba tener cáncer ni mucho menos lo que era someterse a las quimioterapias.

Cuando se enteró que su vida cambiaría completamente sintió una angustia muy grande “hasta te enojas con Dios”, dijo, porque “cómo es posible que te pase todo esto”. Asegura que no le dieron tiempo “ni de respirar”, a la semana del diagnóstico ya le estaban aplicando la primera quimioterapia.

Luz afirmó que el daño más grande es el que hace la misma gente a los enfermos, ni el tratamiento y ni el “apachurrón de maquina es tan doloroso”.

Ella recordó las miradas de las personas “te hacen sentir mal cuando te ven pelona, con las heridas de la operación, con la boca llagada”.

Recordó lo duro que fue pasar por aquel tratamiento, sin embargo no lo recuerda con dolor, sino dándole gracias a Dios por haberle permitido seguir con vida y superar la enfermedad que sin el apoyo de su hijo de 17 años no habría sido posible.

Esta semana fue dada de alta oncológicamente, después de seis años de tratamientos médicos, hoy su único tratamiento es ser mucho más responsable y cambiar su estilo de vida, hacer ejercicio y cambiar su modo de pensar.

“Después de todo esto, he aprendido que el cáncer es sinónimo de vida y no de muerte”, porque da la oportunidad a las personas que lo padecen de darse cuenta y valorar todo lo que tienen en su vida y no inclinarse sólo por lo material y lo tangible.

Luz dice que el mejor apoyo que puede recibir un enfermo de cáncer es un abrazo, una caricia, que lo escuchen y lo dejen gritar su enojo, porque esos detalles son los que hacen al enfermo sentir que sí lo comprenden y que están dispuestos a ayudarlo.

Ella exhorta a todas las mujeres a darse un tiempo para asistir a chequeos médicos preventivos, “hay que aprovechar tantas campañas gratuitas que hay”, porque de no hacerlo y dejarse siempre al último, “es una contradicción decimos que nos importa la familia, pero pareciera que no, porque nos enfermamos nos morimos y los dejamos solos, entonces si nos importa y queremos preservarla, primero debemos estar bien nosotras”.

Dice que le da gusto ver los camioncitos con las sillas llenas de mujeres esperando su turno, mientras que siente tristeza de ver a los servidores parados sin hacer nada porque no hay mujeres interesadas en acudir a las revisiones.

“Nos gusta vivir del dicen que duele, pero nunca nos tomamos el tiempo, yo les puedo decir que más vale llorar cinco minutos por el apretón de la mastografía que pasar por todo el proceso para superar el cáncer”.

Luz, al igual que otras personas que han logrado superar el cáncer, celebrarán el domingo 30 de mayo el Día Nacional del Sobreviviente de Cáncer, se reunirán en la Alameda Central de la Ciudad de México para celebrar la vida. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: