El calzado determina estilos de vida y padecimientos

Hay una amplia gama para elegir calzado según la ocasión y estilos de vida, todos, si se abusa causan daños a tu salud.

03/01/2011 2:53
AA

Cómodos, deportivos, sexys, retro, originales, modernos, altos, bajos, con punta o cuadrados, son los zapatos que podemos elegir para vestir cada día. Pero cuáles son sus diferencias y el impacto de cada tipo en nuestra salud.

Aquí te dejamos una lista con diferentes tipos de calzado y lo que provocan en tus pies para que elijas los que mejor te acomoden para cada ocasión.
 
Zapato tipo bailarina o flats
 
Son de suela flexible y cómoda, pueden tener un tacón a lo ancho del talón que va desde 0.5 a los 4 cm. Este modelo fue uno de los 50´s y 80´s
 
Este tipo de suela tan confortable ayuda a reducir el impacto en los pies al caminar, si se le administra una plantilla adecuada a cada pie en particular el impacto de la pisada puede reducirse aún más.
 
Deportivas o tenis
 
Este tipo de calzado suele ser muy cómodo debido a que está diseñado para realizar deporte, sin embargo debes cuidar usarlos sólo para este fin, pues el abusar de ellos puede provocar en el pie exceso de humedad e hipersudoración que finalmente podría provocar hongos o irritaciones.
 
Siempre que uses tenis asegúrate de usar calcetines gruesos en algodón o fibras naturales.
 
Zapatos puntiagudos
 
Este tipo de zapatos puede llegar a dar un look más elegante o formal, sin embargo la paulatina angostura hasta llegar a una punta causa mucha opresión en los dedos de los pies, especialmente en los que son más anchos o cuadrados.
 
Esto provoca que unos dedos empiecen a colocarse sobre otros. La opresión empuja los bordes de las uñas hacia el interior de la piel y así aparecen la uñas encarnadas. A la larga, esa presión genera una protuberancia ósea, el dedo de martillo.
 
Tacones altos
Suelen ser los más apreciados por hombres y mujeres, generalmente se asocian con el glamour y la sensualidad , sin embargo usarlos puede llegar a ser una tortura.
 
Dolor en las plantas de los pies, en los dedos, juanetes, callosidades, problemas lumbares son algunos e los daños que causan este tipo de zapatos.
 
Los zapatos de tacón alto causan muchos e importantes problemas. Con su uso elevamos la altura del talón, con lo que la distribución del peso cambia; cuanto más alto es el tacón, más se carga la zona delantera y más absorbe esta zona la presión de la pisada.
 
Si además son tacones finos, impiden que la pisada sea firme y propician torceduras en el tobillo y caídas, porque el tacón se introduce más fácil en el pavimento.
 
Lo mejor es que no superen los 4 cm. pero si no nos resistimos a llevarlos, que no superen los 6-8 cm, no los usemos a menudo e intentemos utilizar una almohadilla de gel para aliviar la presión en la planta.
 
Plataformas
 
Aunque por su apariencia pueda parecer lo contrario, este tipo de suela no está preparada para absorber los impactos de la pisada, de manera que provocará dolor en rodillas, cadera y zona lumbar.
 
Si se opta por usar sandalias con plataformas conviene elegir unas plataformas no muy altas y que tengan un buen sistema de fijación (hebillas y tiras alrededor del talón). (Con información de 20 minutos)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: