El cerebro en los brazos de Morfeo

El sueño es un proceso restaurador para el cerebro, la falta de éste lleva na respuestas más lentas a los estímulos.

17/03/2011 1:02
AA

Según la doctora Irma Yolanda del Río Portillo, quien participó en la Semana del Cerebro, que se lleva a cabo en la biblioteca Vasconcelos, en la ciudad de México, “el sueño es un proceso normal, recurrente, restaurador, espontáneo”.

“La respuesta cuando estamos dormidos va a ser más lenta, necesitamos dar un estímulo de  mayor intensidad para que la persona reaccionen.”

La investigación del sueño se hace con un electroencefalograma para ver cómo funciona el cerebro durante las diferentes etapas del sueño. Estas son cinco: 1,2 ,3, 4 y sueño paradójico.

En las etapas 1 y 2 se empieza a dormir, el cuerpo se relaja y las actividades se vuelven más lentas; conforme disminuye la actividad baja el tono muscular.
 

A las etapas 3 y 4 también se les conoce como sueño profundo, esto es cuando se presentan las ensoñaciones.

Finalmente, la etapa de sueño paradójico se caracteriza por el movimiento ocular. La doctora Del Río señaló que siempre se debe pasar por todas estas etapas sin saltarse ninguna.

“La vigilia y el sueño son estados fisiológicos que suceden de manera cíclica. Necesitamos la luz solar para estar en estado de vigilia, necesitamos también una forma de estimulación; biológicamente somos animales, necesitamos el sol, nuestros ciclos se pueden modificar y también cambian nuestras respuestas fisiológicas”.

Cuando una persona se desvela llega un momento de la noche (4 a.m. por ejemplo) en que la temperatura basal del cuerpo baja, a esto se le llama necesidad de dormir y es una de las razones por la que suceden accidentes automovilísticos en la madrugada.

El sueño participa en la consolidación de información. Si no se duerme lo suficiente, las consecuencias pueden ser:

  • Falta de percepción
  • Falta de atención
  • Errores de la memoria
  • Irritabilidad
  • Alteraciones de los procesos superiores o cognitivos
  • Frío y hambre, el organismo trata de compensar bajando la temperatura y
    requiere mayor energía.
  • Se deteriora el funcionamiento durante la vigilia
  • Se envejece más rápido.
  • Se puede llegar a la muerte

La psicóloga de la UNAM, también hace unas recomendaciones para tener una mejor calidad de sueño:

  • No tomar bebidas con cafeína antes de dormir, a partir de la 4 p.m.
  • No ver programas de televisión violentos de suspenso
  • No hacer siestas largas; lo ideal son 20 minutos a dos horas máximo.
  • No dormir con la televisión prendida

Finalmente, la especialista resaltó la importancia de dormir para niños y adultos, ya que al dormir se secreta la hormona del crecimiento, fundamental para el desarrollo, pues ayuda a la regeneración celular en los adultos y en los niños aumenta el tamaño del cuerpo.

A los niños se les tienen que crear hábitos para dormir, ya que “los recién nacidos no tienen un patrón específico de sueño, nosotros se los tenemos que formar. Los niños pueden estar despiertos si hay una mayor estimulación, pero no dormir lo suficiente afecta su desarrollo físico. Es por ello que deben dormir y despertar en horas fijas”, concluyó la doctora.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: