El cerebro regula el colesterol de la sangre

Los alimentos que consumimos y el procesamiento del hígado no son los únicos factores que determinan el nivel de esta sustancia.

08/06/2010 2:02
AA

Por años, la gente se ha visto obligada a controlar los alimentos que consumen y que podrían fomentar el índice de colesterol en la sangre, pero una investigación realizada en la Universidad de Cincinnati, en Estados Unidos, señala que la grelina, una hormona del hambre en el cerebro, es responsable de controlar la sustancia.

La investigación, cuyos resultados fueron publicados en la revista Nature Neuroscience, se realizó en ratones y podría llevar a revolucionar los tratamientos contra el colesterol malo si se desarrollan nuevos medicamentos dirigidos a esta hormona para controlar los niveles de colesterol.

Este estudio sería de gran valía para los mexicanos, pues basados en cifras de 2004, de los 21.6 millones de personas que se estima registran niveles elevados de colesterol en el país, sólo 10 por ciento (más de dos millones) se atienden y son controlados con medicamentos y disciplina alimentaria.

Eso significa que al menos 90 por ciento de los enfermos está en riesgo de sufrir un infarto de consecuencias fatales o accidentes cardovasculares.

Colesterol, ¿bueno y malo?

El colesterol, es una sustancia que produce el cuerpo y es necesario para realizar algunas funciones del organismo; lo malo es cuando se lleva una vida sedentaria, con una dieta en la que predomina la comida grasosa, provocando que se genere más colesterol malo que va a dar a las arterias impidiendo el buen funcionamiento del torrente sanguíneo.

En los seres humanos hay dos tipos de colesterol: la lipoproteína de baja densidad o LDL (por sus siglas en inglés) y la lipoproteína de alta densidad o HDL.

El LDL es considerado el colesterol “malo” porque es el responsable de la acumulación de placas en las arterias. Y el HDL es el colesterol “bueno” porque en altos niveles puede prevenir la ateroesclerosis.

Enfermedades como ateroesclerosis, (acumulación de grasa en las arterias), aumento en el riesgo de enfermedades cardiovasculares como infarto y derrame cerebral, son producidas por el exceso de colesterol

El descubrimiento

El profesor Matthias Tschop, quien dirigió la investigación, explica así su descubrimiento: “hemos pensado durante mucho tiempo que el colesterol está exclusivamente regulado por la absorción de alimentos o la síntesis y secreción que lleva a cabo el hígado”.

“Nuestro estudio muestra por primera vez que el colesterol también está sometido al control remoto de circuitos neuronales específicos en el sistema nervioso central”, agrega.

Se sabe que la hormona grelina se encarga de inhibir un receptor en el hipotálamo, llamado MC4R, que es muy importante para la regulación del consumo de alimentos y del gasto de energía calórica.

En sus pruebas con ratones, los investigadores descubrieron que un aumento en los niveles de la grelina provocaba que los animales desarrollaran altos niveles de colesterol en la sangre. Esto se debe a una reducción en la absorción de colesterol en el hígado, explican los científicos.

Para comprobar la relación, los científicos estudiaron a ratones a quienes se les había eliminado o bloqueado el receptor MC4R en el sistema nervioso.

El experimento mostró un aumento en los niveles de colesterol, lo cual sugiere que el MC4R es el elemento central de este “control remoto” del colesterol.

“Nos asombró descubrir que si apagábamos el MC4R en el cerebro podíamos incluso lograr que colesterol inyectado permaneciera mucho más tiempo en la sangre”, dice el profesor Tschop

El reto que queda ahora es confirmar los resultados de la investigación en seres humanos, pero los científicos confían que que su hallazgo podría llevar a tratar de forma diferente el colesterol malo.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: