El dinero no compra la felicidad

De acuerdo con una especialista las cosas materiales no pueden llenar por completo la felicidad de las personas, solo les da el 10% de ésta.

15/03/2012 6:39
AA

El dinero puede comprar muchas cosas, pero no la felicidad, pues de acuerdo con una entrevista realizada al psicólogo Carmelo Vázquez por Europa Press, el dinero solo puede dar el 10% de felicidad a las personas, pues los bienes materiales no pueden llenar ese aspecto en su totalidad

La alegría depende en un 40% de uno mismo, mientras que el dinero y otros bienes materiales no aportan más del 10 %, indicó.

Lo que resta, señala el psicólogo, depende de los genes, el sistema nervioso e, incluso, la educación.

En cualquier caso no hay que perder la esperanza, ya que aunque en parte es innata, el optimismo se puede aprender, “aunque con limitaciones, ya que hay un techo probablemente fijado por los genes”.

Pequeñas cosas como disfrutar un café, oler las flores, mirar la luna o la sonrisa de un niño contribuyen a sentirse más felices.

Por  eso, Vázquez recuerda: “A pesar de las dificultades que haya, no se puede eliminar el capital de emociones positivas que nos acompañan día a día”.

“Esto no es nada trivial, es un mecanismo de resistencia enormemente poderoso frente a la adversidad”, añadió.

La gente más feliz es aquella que en situaciones de adversidad es capaz de sufrir, pero también de estar alegre. En otras palabras, es la que puede combinar emociones positivas y negativas.

Por el contrario, la gente más infeliz es aquella que tiene dificultades para tener emociones positivas.

Posible encontrar la felicidad

  • Ser una persona activa
  • Estar conectado con la realidad del mundo y con la gente que nos rodea; 
  • Tener los ojos abiertos para no perderse las cosas buenas de alrededor; 
  • Ofrecerse a los demás

La felicidad y la infelicidad se contagian entre familiares, vecinos, amigos. “Es como una semilla”, tiene que ver con el aprendizaje, la comunicación o la alegría, señala el experto.

Del mismo modo la depresión también se aprende y se adquiere de otras personas que nos rodean a través de imitación. (Con información de Europa Press)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: