El esfuerzo del atleta con discapacidad

Para la atleta parapanamericana y medallista Karina Domingo no debe hacerse diferencia entre un atleta discapacitado y uno convencional.

02/12/2011 8:31
AA
“Querer es creer”, dice Karina Domingo Bello, atleta parapanamericana, nadadora, cuando se refiere al esfuerzo que debe hacer cualquier persona para lograr un objetivo y no solamente los atletas con alguna capacidad diferente.
 
 
En charla con SUMEDICO, dentro de las instalaciones del Centro Paralímpico Mexicano, Karina, de 18 años, ganadora de 3 medallas de bronce y una de plata durante los Juegos Parapanamericanos Guadalajara 2011, manifestó que no debe hacerse ninguna clase de distinción entre un atleta convencional y uno con discapacidad, porque el esfuerzo es el mismo. 
 
El día común de Karina una atleta joven como transcurre entre su casa, la escuela y el entrenamiento en alberca, gimnasio y con ligas, aunque, como ella afirma entre risas, también le gusta dormir mucho. 
 
Sobre la respuesta de la gente hacia sus atletas parapanamericanos, Karina se sienta orgullosa y congratulada por ello. “Estuvo muy padre porque se vio que fue en México en verdad, se veía un muy buen ambiente porque toda la gente estaba apoyándote”.
 
La diferencia con los atletas convencionales
Karina insiste en que no deben hacerse diferencias entre uno y otro atleta, ya que “en lo personal pienso que cada uno  se desenvuelve según su forma. Tampoco podemos decir que nosotros seamos mejores que ellos o ellos que nosotros, por supuesto que hay comentarios de que nosotros nos esforzamos más, pero ellos también lo hacen, igual que nosotros, cada quien da lo mejor de uno”. 
 
Una persona normal
 
A Karina no le hace diferencia que la traten con distinción, pues ella considera que debe ser tratada como una persona normal. 
 
“Cuando llegué a trabajar al Centro Paralímpico Mexicano nunca antes había convivido con personas con discapacidad, entonces me alejaba mucho, pero comienzas a tratarlos y ves que es un ambiente padre, que vivimos la vida y la disfrutamos mucho, con lo que tenemos y lo que podemos”, comenta. 
 
Respecto a la convivencia con personas con capacidades diferentes de otros países, Karina comenta que fue una buena experiencia porque conoces gente de otros países, “culturas de otros países, y te das cuenta que las actitudes de ellos son motivacionales, por ejemplo los atletas de Colombia y Brasil, que ya tienen rato en el deporte, te apoyan mucho, te ayudan a quitarte los nervios, vienen bien motivados, se saben fuertes y saben por lo que vienen, igual que el mexicano, pero sí se nota cierta diferencia”. 
 
Finalmente, Karina envió un mensaje a las personas con discapacidad que no practican ningún deporte o están en casa. 
 
“Yo sólo quiero decirles que si una persona con discapacidad lo logró, otra puede lograrlo”, concluyó la atleta. 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: