El miedo ¿qué es, como tratarlo?

Hay un miedo que puede ser útil porque pone en alerta, pero cuando se convierte en un trastorno, se debe tratar.

30/10/2013 6:02
AA
Sentir miedo es parte de la vida diaria. Se puede presentar antes de presentar un examen, cuando se cruza por una calle solitaria o cuando se va a enfrentar un reto personal o profesional. 
 
Este tipo de ansiedad es útil porque nos pone más alerta y hace que tengamos más cuidado, además, termina en cuanto superamos la experiencia que la provocó.
Cuando la ansiedad no desaparece y en cambio empeora con el tiempo, entonces se debe buscar ayuda profesional.
 
Sentir dolores en el pecho, tener pesadillas y tener miedo incluso de salir de casa no es normal, son síntomas de personas que tienen trastornos de ansiedad, por lo que es necesario que consulten a un especialista. El tratamiento puede incluir medicinas, terapia o ambos.
 
Los tipos de trastornos de ansiedad son:
 
Trastorno de pánico.- Causa ataques de pánico, que son sensaciones repentinas de terror sin un motivo aparente. También pueden presentarse síntomas físicos, tales como: taquicardia, dolor en el pecho, dificultad para respirar y mareos.
 
Los ataques de pánico pueden ocurrir en cualquier momento, en cualquier lugar y sin previo aviso. En algunos casos, el miedo domina la vida de las personas y no pueden abandonar sus casas.
 
El trastorno de pánico es más común entre las mujeres que entre los hombres. Suele comenzar entre los adultos jóvenes. Algunas veces comienza cuando una persona se encuentra sometida a mucho estrés. La mayoría de las personas mejora con el tratamiento. 
 
Trastorno obsesivo-compulsivo.- Se tienen pensamientos repetidos y angustiantes denominados obsesiones. Es posible que haga lo mismo una y otra vez para intentar que los pensamientos desaparezcan. Las acciones repetidas se llaman compulsiones. Algunos ejemplos de obsesiones son el miedo a los gérmenes o el miedo a lastimarse. Entre las compulsiones se incluye lavarse las manos, contar, revisar una y otra vez las cosas o limpiar. Cuando no se trata, el TOC puede dominar la vida de una persona.
 
Los investigadores piensan que tal vez los circuitos cerebrales no funcionen adecuadamente en las personas con TOC. Tiene una tendencia familiar. Con frecuencia, los síntomas comienzan en la infancia o la adolescencia. Los tratamientos que combinan medicinas y terapia suelen ser eficaces.
 
Trastorno de estrés postraumático.-  Se puede sufrir luego de vivir eventos traumáticos como la guerra, huracanes, violaciones, abusos físicos o un accidente grave. Hace que se sienta estresado y asustado después de pasado el peligro. Afecta su vida y a la gente que le rodea.
 
El trastorno de estrés postraumático puede causar problemas como: Flashbacks o el sentimiento de que el evento está sucediendo nuevamente; dificultad para dormir o pesadillas; sentimiento de soledad; explosiones de ira; sentimientos de preocupación, culpa o tristeza
 
Los síntomas pueden empezar inmediatamente después del evento traumático y permanecer. Otras personas desarrollan síntomas nuevos y más serios meses o hasta años más tarde.
 
Fobias.- Es un temor fuerte e irracional de algo que representa poco o ningún peligro real. Existen muchas fobias específicas. La acrofobia es el temor a las alturas. Una persona puede ser capaz de esquiar en las montañas más altas del mundo, pero no subir más allá del quinto piso en un ascensor. La agorafobia es el temor a los lugares públicos y la claustrofobia es el temor a los espacios cerrados. Si se siente ansioso y extremadamente consciente de las situaciones sociales cotidianas, usted podría tener una fobia social. Otras fobias comunes incluyen los túneles, conducir en autopistas, el agua, volar, los animales y la sangre.
 
Las personas con fobias intentan evitar lo que les provoca miedo. Si eso no es posible, pueden experimentar: Pánico y miedo, taquicardia, falta de aire, temblores y un fuerte deseo de huir.
El tratamiento ayuda a la mayoría de las personas con fobias. Entre las opciones se encuentran las medicinas, la psicoterapia o ambas.
(Con información del Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: