El sueño profundo de los bebés

Un estudio ha revelado que lo ideal para los padres es que sus bebés duerman en su mismo horario, aunque podrían generarse desórdenes.

27/10/2010 4:35
AA

Cuando está por llegar un bebé, a los padres siempre se les ofrece el mismo consejo: duerman lo más que puedan antes de que nazca, porque después no podrán dormir bien.

Eso es algo muy cierto por dos razones: primero porque los recién nacidos duermen y despiertan en los momentos menos oportunos, y porque la preocupación que tienen los padres por el pequeño, les impide dormir bien.

Sin embargo, una nueva investigación podría ser el bálsamo que necesitan estos padres que ruegan por media hora más de sueño: los niños comienzan a dormir profundamente, y toda la noche, entre los dos y los cuatro primeros meses.

Los bebés, no obstante, pueden tardar un poco más, pero todo depende de los horarios de sueño de los padres.

“Los cambios más rápidos en el sueño de los bebés se observaron durante los primeros cuatro meses de vida. Anteriormente, subestimamos la capacidad de los bebés para dormir toda la noche, y encontramos que si un bebé dormía durante el periodo tradicional de sueño, cinco horas desde la medianoche hasta las cinco de la mañana, entonces también dormían ocho horas.

“Los bebés son más propensos a empezar a dormir durante este periodo a los dos meses de edad, y más del 50 por ciento lo hace a los cuatro meses”, comentó la autora del estudio Jacqueline Henderson, miembro del sistema de investigación posdoctoral en la Universidad de Canterbury en Nueva Zelanda. 

Si se toma en cuenta las necesidades de sueño de una familia normal, que va de las 10 pm a las 6 de la mañana, los bebés arrancan a dormir durante este tiempo a los 3meses de nacidos.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores reclutaron a los padres de 75 niños, con la idea de llevar por seis días al mes un diario de sueño. Los resultados del estudio fueron publicados el 25 de octubre en el sitio de la revista Pediatrics.

Éstos arrojaron que los padres estaban más interesados en que los hijos durmieran durante el mismo periodo que ellos. Se comentó que cuando se intenta forzar a que aquello ocurra, entonces comienzan a manifestarse los desórdenes de sueño.

Finalmente, tras el estudio, se ofrecieron consejos a los padres para desarrollar buenos hábitos en los bebés:

  • Acueste a su bebé en la cuna cuando esté todavía despierto, somnoliento, pero despierto.
  • No meza al bebé para dormir ni duerma al bebé en su regazo.
  • Si el bebé se despierta en mitad de la noche, no acuda de inmediato a su lado. Dé al bebé un poco tiempo para que se tranquilice por sí solo.
  • Si el bebé sigue llorando y cree que ya no puede esperar más, entonces hágale una visita lo más aburrida y por el tiempo más corto posible. No levante al bebé de la cuna. En cambio, cálmelo, pase la mano por la espalda del bebé, hable en voz baja, y luego váyase.
  • Si su bebé simplemente no se tranquiliza de esta manera, siempre puede dar su brazo a torcer y tomar al bebé en brazos, y luego intentarlo de nuevo la noche siguiente. (Con información de MedlinePlus)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: