Tatúa a su gato y la odian en redes sociales

Tatuar a las pequeñas especies no es una práctica común.

27/10/2017 5:08
AA
Elena Ivanickaya

Elena Ivanickaya vive en Ucrania y subió todo el proceso por el cual tatuó a su gato en Instagram, a través de su cuenta @elenaiwt.

Elena Ivanickaya tatuó a su gato raza “esfinge” con un símbolo que, según ella acentúa su simbolismo egipcio.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), la identificación del ganado es esencial en la ganadería moderna y refuerza todo manejo exitoso.

Uno de los métodos de rastreabilidad, es precisamente el tatuaje por 2 razones principales: propiedad y manejo.

Te recomendamos: Mujeres embarazadas con perros tienen hijos más sanos

El tatuaje en animales de producción tiene como filosofía básica la identificación, aunque no existe control central sobre la aplicación y la cantidad de tatuajes que se realizan en estos animales, refiere la OMS.

De manera normal estos animales son tatuados en las orejas, aunque la lectura puede ser difícil y el animal  siempre tiene que ser capturado y revisado. En ese sentido, el tatuar pequeñas especies no es una práctica común y una mujer decidió tatuar el pecho de su mascota; un gato esfinge.

Elena Ivanickaya

Elena Ivanickaya vive en Ucrania y subió todo el proceso por el cual tatuó a su gato en Instagram, a través de su cuenta @elenaiwt. 

La respuesta de sus seguidores no se hizo esperar y la ucraniana fue duramente criticada y atacada por esa decisión.

La mayoría de los comentarios hacia la mujer, calificaron ese acto como cruel e inmoral, inclusive sugirieron en algún punto que Elena fuera tatuada en la frente y que fuera torturada por decidir sobre el cuerpo del indefenso animal.

En otros comentarios, usuarios de Instagram le explican a Elena que su gato no es un juguete; que es un ser vivo.

Elena Ivanickaya

¿Qué responde Elena? Luego de los comentarios, Elena explicó que todo el procedimiento se llevó a cabo bajo la supervisión de un médico veterinario.

También dijo que para realizar el tatuaje, el gato fue anestesiado, por lo cual, no sintió dolor, refirió.

La polémica surge cuando los tatuajes son realizados en pequeñas especies, como perros y gatos. En este caso, las autoridades ucranianas no pudieron tomar acción, ya que el animal no fue torturado.

También te sugerimos: Despiden a perrita que detectaba explosivos

Esta no es la primera vez que un gato es tatuado. En meses pasados el tatuador ruso Aleksandr, aplicó anestesia a su gato para que resistiera el dolor de la aguja y como consideración.

El refirió que había utilizado una técnica distinta que la de los humanos, considerando, según él su piel animal.

¿Qué opinas de la respuesta de Elena Ivanickaya?


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: