Elige el zapato correcto para cuidar tu columna

En las mujeres, el zapato de tacón puede causar problemas musculo-esqueléticos serios, ya que obliga a adelantar el cuerpo y equilibrar el peso corporal.

05/03/2015 12:11
AA

Deformidad en los pies y daños en la columna vertebral, además de ampollas y otras molestias, pueden ser causadas por el uso de zapatos inadecuados.

El coordinador auxiliar en Salud Pública del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), delegación Chihuahua, Ismael Rodríguez Chávez, exhortó a la ciudadanía sobre el uso adecuado del calzado, principalmente en la mujer, para evitar problemas de salud.
 
Señaló que cuando una persona utiliza zapatos inadecuados para su pie, inmediatamente siente molestias, pero muchas personas prefieren aguantar el dolor por cuestión de estética.
 
Destacó que en las mujeres, el zapato de tacón puede causar problemas musculo-esqueléticos serios, ya que el uso de éstos, obliga a adelantar el cuerpo y equilibrar el peso corporal en ciertas zonas del pie, en lugar de distribuirlo en toda la planta.
 
Agregó que la columna vertebral compensa ese desajuste, pero con el paso del tiempo se deforma y ocasiona dolores en la espalda, al igual que músculos y tendones de pies, tobillos, pantorrillas y rodillas.
 
“Quienes usan tacones todo el tiempo, llegan a contraer de manera definitiva estas áreas, de manera que no pueden caminar apoyando toda la planta del pie”, comentó.
 
Por lo tanto, Rodríguez Chávez recomendó que en el caso de los bebés, empiecen a caminar descalzos o con calcetines; cuando sientan confianza entonces se les compre un calzado flexible y suave de manera que el pequeño pueda percibir las características del suelo.
 
A los niños más grandes, aconsejó, se les debe medir los pies con calcetines y pedir una talla un centímetro mayor a esa medida, no más grande porque se le saldría al caminar.
 
Aseguró que el zapato ideal en todas las edades debe sujetar bien el talón y tener un amortiguador para en caso de impacto.
 
También, ajustarse al tobillo y pie sin apretar; que los dedos puedan moverse; una suela flexible y un tacón no mayor a los cuatro centímetros de alto, además de asegurarse que la suela no este lisa para evitar resbalones.
 
Recomendó que al momento de comprar calzado se tome en cuenta adquirir los zapatos por la tarde, que es cuando los pies se encuentran más hinchados luego de varias horas de actividad.
 
No confiar en que los zapatos “darán de sí”, si no quedan a la primera, es mejor no comprarlos.
 
Además, no sacrificar el bienestar y salud de los pies por estar a la moda, además de evitar el uso de zapatos rígidos porque estos tienden a volcarse y ocasionar tropiezos que con frecuencia causan luxaciones.
 
Exhortó a los derechohabientes del IMSS a llevar a cabo estas sencillas medidas para evitar molestias de salud, porque al deformase los pies o la columna vertebral pueden ocasionar desde un fuerte dolor en extremidades, hasta problemas para caminar.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: