¿Te quedó pancita después del parto? Así puedes eliminarla

El secreto está en los ejercicios de respiración

17/08/2017 11:50
AA
eliminar pancita del parto

Estudios demuestran que casi la mitad de las mujeres tiene barriga después del parto

Después de tener un bebé, muchas mujeres continúan teniendo una pancita protuberante. Esto se debe a que los músculos abdominales pueden quedar estirados, debilitados y separados.

Esta es una condición médica que tiene nombre: diástasis de rectos abdominales.

El nombre haca referencia a la separación de los músculos superficiales del abdomen que ocurren después del embarazo y el parto.

Aunque muchas mujeres no logran deshacerse de ella muy rápido, existen ejercicios específicos que pueden ayudar a reducirla.

Este problema no solo es estético, de hecho, si no se trata puede causar fuertes dolores de espalda.

¿Qué causa la pancita después del parto?

Todo se debe al músculo recto abdominal o recto abdominal. Es un músculo par, largo y aplanado que va desde las costillas hasta el hueso del pubis.

Es vertical y actúa como un corsé para nuestro cuerpo, ya que le da apoyo y protección a la espalda.

Durante el embarazo, esos músculos paralelos se separan en el medio para dejar que el bebé crezca en el útero.

Algunas hormonas y el mismo trabajo de parto pueden contribuir a esa separación.

Luego del embarazo, esos músculos deberían regresar a su posición original, sin embargo, en la mayoría de los casos no lo hacen.

Generalmente, se quedan estirados, debilitados y separados por un hueco de hasta 5 cm.

Esa separación provoca que el estómago y los órganos no puedan contenerse y es cuando la “barriga” aparece de forma peculiar, de una forma distinta a la grasa abdominal.

Según expertos, los músculos abdominales regresan a su posición natural aproximadamente a las 8 semanas después del parto.

Sin embargo, un estudio hecho en Noruega demostró que un tercio de las mamás tienen “barriga” un año después de dar a luz.

¿Cómo saber si mis abdominales están separados?

Normalmente, los músculos abdominales deben estar uno al lado del otro, sin tener mucho hueco entre ellos.

Especialistas sugieren este método sencillo para saber si tu músculo recto abdominal está separado.

  1. Acuéstate boca arriba con las piernas dobladas y tus pies planos sobre el suelo.
  2. Levanta ligeramente los hombros y la cabeza. Mira hacia tu abdomen.
  3. Usa la punta de tus dedos y toca el borde de los músculos abdominales, por encima y debajo del ombligo. Checa cuántos dedos caben en el hueco que queda entre tus músculos.

Lo normal es que la separación sea de uno o dos dedos, aunque el tamaño de la separación suele variar en todas las mujeres.

Si haces ejercicios de respiración para combatirlo, este método te ayuda a medir tu progreso.

>>Te puede interesar: Evita la depresión postparto con la actividad física 

¿Cómo bajar la pancita después del parto?

No se trata de hacer abdominales tradicionales, sino de unos movimientos que involucran mucho a la respiración. Esto ayuda a fortalecer los músculos más profundos del abdomen.

Cuando ejercitas estos músculos, cierras desde adentro la separación de los rectos abdominales y verás cómo el perímetro de tu cintura empieza a reducirse.

El Servicio de Fisioterapia del NHS de Gales recomienda la siguientes técnicas para reducir la diástisis o la separación del músculo recto abdominal.

  1. Acuéstate boca arriba con las piernas dobladas, los pies planos sobre el suelo y la espalda en una posición relajada y neutral, ni muy plana ni muy arqueada.
  2. Toca con las manos los huesos de la pelvis y mueve los dedos unos 2cm hacia el centro y otros 2cm hacia abajo, hacia tus pies.
  3. A medida que exhalas, atrae el ombligo hacia la columna. Deberías notar cómo el músculo bajo los dedos se tensa. Asegúrate de no mover la columna.
  4. Mantén tu estómago contraído en esa posición por unos 3 y 5 segundos mientras respiras de manera normal. Relaja. Sigue practicando hasta mantener la contracción durante 10 segundos antes de exhalar.
  5. Repite este ejercicio 10 veces, al menos una vez al día.

>>Te puede interesar: 5 remedios naturales contra las estrías 

Algunos entrenadores personales utilizan otros ejercicios llamados hipopresivos, que también ayudan a ejercitar los músculos abdominales profundos.

(Con información de BBC)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: