Embarazadas pueden hacer ejercicio

Sólo mujeres para que pasan por un embarazo de alto riesgo está contraindicada la practica deportiva señala especialista a SUMEDICO.

06/10/2011 8:41
AA

Algunas mujeres cuando se saben embarazadas prefieren hacer menos ejercicio, pues quieren evitar a toda costa poner en riesgo a su bebé, sin embargo no es necesario olvidarse de la práctica deportiva y muchas veces ni siquiera cambiar la forma en que se están ejercitando si es que han llevado una vida activa por mucho tiempo.

De acuerdo con la ginecóloga Karla Hernández (*), las mujeres mientras no tengan una amenaza de aborto, en donde se requiere reposo absoluto hasta pasar la etapa crítica, pueden seguir ejercitándose normalmente mientras su cuerpo no les dé señales de malestar como fatiga, mareos, palpitaciones o falta de aire.

La especialista indica que el cuerpo es muy sabio y cuando algo anda mal, en este caso, “que nos estemos excediendo con el ejercicio nos indicará con esos síntomas o también con dolores en el área de la pelvis”.

Y aunque el embarazo no es la mejor etapa para iniciarse en la vida activa y las rutinas deportivas, si la mujer está convencida de implementar una rutina de ejercicios sí puede hacerlo pero de forma paulatina y bien cuidada, asevera la ginecóloga.

La doctora Hernández indicó a SUMEDICO que lo único que hay que cuidar en una rutina de ejercicios durante el embarazo, es que no haya riesgos de caerse o mucho rebote, como correr brincar o cambiar de dirección bruscamente, o cualquier otro movimiento en donde la zona abdominal pueda lesionarse.

Lo más recomendado

La ginecóloga indica que de acuerdo con lo que más le guste a la mujer puede elegir entre bailar, nadar, yoga, pilates, ciclismo, caminar o ejercicios aeróbicos en agua, lo único que si se desaconseja completamente son los deportes de contacto como el alpinismo, buceo y equitación por las lesiones que puede llegar a causar.

En caso de que la mujer tenga determinado su embarazo como de alto riesgo por hipertensión asociada al embarazo puede recomendarse sólo caminar 30 min 3 veces por semana, aunque en general cuando el embarazo no esté en condiciones normales sí debe atenderse directamente por el ginecólogo para evaluar cada situación.

En general sí se recomienda la actividad física en cualquier etapa de la vida, durante el embarazo además ayuda a que haya más oxígeno disponible para el bebé y es muy benéfico en términos de desarrollo del feto.

Beneficios de la actividad física

Del mismo modo la especialista en ginecobstetricia, indica que el ejercicio ayuda a sentirse mejor por dar una sensación de autocontrol y liberar endorfinas que pueden ayudar a aliviar los dolores de espalda, mejorar la postura al fortalecer y tonificar los músculos de espalda y piernas.

También disminuye el estreñimiento al acelerar el movimiento de los intestinos, previene el deterioro de las articulaciones y activa el líquido sinovial que actúa como lubricante, ayuda a dormir mejor aliviando el estrés y la ansiedad.

También ayuda a verse mejor ya que aumenta el flujo sanguíneo a la piel dándole un aspecto más saludable.

La actividad física también prepara al cuerpo para el nacimiento del bebé ya que es más fácil el parto si los músculos son fuertes y el corazón está en buen estado.

Por otro lado, el control de la respiración ayuda a percibir de forma distinta el dolor y el trabajo de parto es un ejercicio de resistencia y la actividad física previa puede ayudar a tener una buena condición.

Tras el parto, “haciendo ejercicio se puede recuperar más rápido la silueta ya que se acumulará menos grasa”, concluye.

(*) Ginecóloga Karla Hernández
Especialista en ginecología y obstetricia
karla@saludentremujeres.com
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: