Embarazarse luego de los 30, riesgo de miomas

Experto indicó que las mujeres que se embarazan entre los 30 y los 40 tienen más riesgo de presentar estas tumoraciones benignas.

17/01/2013 9:10
AA

Embarazarse luego de los 30 años, no sólo lleva las complicaciones de no tener óvulos en óptimas condiciones y los recursos orgánicos que el bebé demanda al 100%, sino también aumenta la presencia de miomas, es decir quistes en el útero.

De acuerdo con José Adelfo Barragán Ruiz, Ginecobstetricia del IMSS en Jalisco, cada vez observan más estos casos en mujeres que se embarazan entre los 30 y los 40 años de edad.

Esta enfermedad se llama miomatosis uterina, los tumores benignos o miomas pueden afectar el crecimiento del feto debido a que ocupan un lugar importante dentro del útero, aunque depende mucho de la ubicación y el tamaño de los mismos.

Tener miomatosis durante el embarazo, puede ser indicación de cesárea, porque los tumores pueden bloquear la salida por parto natural al bebé.

Otras de las complicaciones que provocan los miomas a las mujeres, es que pueden presentar bloqueo de vías urinarias o zona gastrointestinal cuando el tumor es muy grande y empieza a desplazar otros órganos.

El tratamiento para eliminarlos es quirúrgico y en ocasiones con fármacos, pero está contraindicado en las mujeres gestantes, salvo que sean del tipo ulceroso, y una vez resuelto el embarazo, los miomas pueden retirarse.

Sin embargo, el experto indicó que hay ocasiones en las que la mujer ya no podrá embarazarse nuevamente debido a que su matriz esté muy debilitada a causa de las tumoraciones.

En el Hospital de Ginecobstetricia se atienden de tres a cuatro casos por mes de pacientes que presentan miomatosis durante el embarazo, y solo dos por año son de tipo ulceroso.

En caso de detectar miomas en la mujer gestante, el control prenatal debe ser mucho más riguroso que en mujeres sanas, y verificar muy bien los niveles hormonales porque pueden ayudar a disminuir o incrementar el tamaño de los tumores.

Las mujeres con miomatosis deben realizarse mensualmente un ecosograma para vigilar el crecimiento del bebé y de los tumores así como su localización, pero lo ideal es acudir a consultas antes de embarazarse para verificar que la salud de la paciente está en buen estado, y en caso de tener anomalías, puedan resolverse antes del embarazo. (El Universal)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: