¿Embarazarse pronto, después de un aborto?

Una investigación con más de 30 mil mujeres contradice la recomendación de la OMS de que una mujer deba esperar seis meses para volver a gestar.

08/08/2010 7:22
AA

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, se calcula que hasta la mitad del total de los óvulos fecundados mueren y se pierden (son abortados) en forma espontánea, casi siempre antes de que la mujer se percate de que está embarazada. Entre las mujeres que saben que están en embarazo, la tasa de aborto espontáneo es alrededor del 15 al 20%.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda esperar seis meses antes de concebir otra vez. Sin embargo, una investigación con más de 30 mil mujeres contradice este consejo y concluye que cuanto antes vuelvan a gestar, menos posibilidades tienen de sufrir otro aborto o de experimentar complicaciones.

Y es que, una de cada cinco mujeres experimentará un aborto espontáneo a lo largo de su vida. Al impacto psicológico que conlleva esta situación se suma la incertidumbre de no saber cuándo pueden volver a quedarse embarazadas.

La recomendación de la OMS se basa más en los factores mentales -calcula que éste es el tiempo mínimo necesario que requieren las mujeres para recuperarse del trauma de perder a un hijo antes de que nazca- mientras que el nuevo trabajo, publicado en “British Medical Journal” se centra en los aspectos fisiológicos, en la fertilidad y el cuerpo femenino.

Además, tampoco es lo mismo hablar de países occidentales, donde la maternidad es cada vez más tardía y la edad juega en contra de la madre primeriza, que de otros países del mundo, donde las chicas tienen hijos cuando son muy jóvenes y pueden permitirse esperar más tiempo tras un aborto.

En esta nueva investigación, tras estudiar entre los años 1981 y 2000 a 30 mil 397 mujeres que sufrieron un aborto en su primera gestación y que luego volvieron a quedarse embarazadas, los estudiosos concluyen que aquellas que esperaron menos de seis meses para quedarse otra vez embarazadas tenían menos posibilidades de sufrir otro aborto, de padecer un embarazo ectópico (fuera del útero), de tener un parto prematuro (antes de las 36 semanas), de dar a luz mediante cesárea y de tener un niño con bajo peso (menos de 2.5 kilos). Tener un parto inducido fue la única cosa más común entre este grupo que en el de aquellas que esperaron más de seis meses.

De todas las participantes, el 41,2% concibió antes de que transcurrieran seis meses desde su aborto, el 25,2% esperó entre seis y 12 meses, el 9,6% entre un año y año y medio, el 6,4% entre 18 y 24 meses y un 17,6% tardó más de dos años en volver a quedarse embarazada. Este último grupo es el que más riesgo tiene de sufrir efectos adversos y complicaciones durante su segundo embarazo, indica la investigación.

Países occidentales
“Retrasar el momento de concebir es particularmente problemático en el mundo occidental, porque las mujeres tienen hijos cada vez más tarde. Las mayores de 35 años tienen más dificultades para quedarse embarazadas; las que superan los 40 además tienen un 30% más posibilidades de sufrir un aborto, porcentaje que llega al 50% en el caso de sobrepasar los 45 años. Cualquier demora en los intentos de concebir en estos casos disminuye las posibilidades de tener un bebé sin problemas”, explica Sohinee Bhattacharya, de la Universidad de Aberdeen (Escocia) y firmante del trabajo.

Bhattarcharya concluye que “la evidencia muestra que es innecesario esperar para volver a intentar quedarse embarazada después de un aborto. Cuando haya razones de peso para demorarlo, como riesgo de infección o algo así, las mujeres deben ser informadas por sus médicos”.

Un editorial que acompaña al estudio destaca que “dado que la mitad de las mujeres abortará al menos una vez a lo largo de sus vidas, la cuestión de saber cuándo pueden volver a embarazarse es prioritaria. Hasta la fecha hay una importante falta de estudios sobre este tema, especialmente en los países occidentales, por lo que el intento de este equipo es muy interesante, aunque se necesita más investigación sobre el asunto”.

Posibles síntomas de un aborto:

  • Lumbago o dolor abdominal sordo, agudo o de tipo cólico
  • Material tisular o en forma de coágulos que sale de la vagina
  • Sangrado vaginal con o sin cólicos abdominales

(Con información de El Mundo)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: