Emociones positivas proveen buena salud

En países en desarrollo es más visible el vínculo entre las emociones y la salud, señala investigación de la Universidad de California.

11/03/2013 4:53
AA
Las emociones positivas, identificadas como placer, amor y felicidad, tienen una relación directa con el buen estado físico de una persona, explican investigadores de la Universidad de California en Irvine, Estados Unidos.
 
Este vínculo es más determinante en los países en desarrollo que en los países industrializados, según se explica en la publicación de la revista Psychological Science.
 
Los investigadores de la Universidad de California en Irvine, son los primeros en analizar los datos de una muestra representativa de 150 mil personas en 142 países; anteriores estudios sólo habían tomado en cuenta a los países industrializados.
 
Sara Pressman, profesora de Psicología y líder de la investigación, señala que la intención era precisamente evaluar el impacto que tienen las emociones en la salud en países donde las personas enfrentan preocupaciones que condicionan su bienestar como hambruna, falta de vivienda e inseguridad.
 
El grupo de científicos utilizó los datos de la Encuesta Mundial Gallup, donde los participantes informaron sobre sus situaciones de placer, amor, felicidad, preocupación, tristeza, estrés, aburrimiento, depresión o ira, al hablar del día anterior.
 
Otro aspecto que midieron fue la salud física y el grado en el que las necesidades básicas de los participantes se pudieron cumplir. Para poder analizar el tema de la seguridad, se les preguntó si se sentían seguros al caminar solos por la noche o si habían sido víctimas de asalto. 
 
Lo que se encontró fue que la relación entre las emociones positivas y la salud es más fuerte en los países con menor producto interno bruto (PIB). 
 
Por ejemplo, los habitantes de Malawi, donde el PIB es de 900 dólares, muestran una conexión más sólida entre las emociones positivas y la salud en comparación con los habitantes de Estados Unidos, donde el PIB per cápita es de unos 49.800 dólares.
 
“La diferencia es que un estadounidense enojado que presente hipertensión, puede disminuir su presión arterial con su medicación, y un habitante de Malawi no”, señaló la investigadora. (Con información de europapress)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: