En el cáncer de mama, la prevención es la cura

Hoy es el Día Mundial de la Lucha del cáncer de mama; en México, es el tumor maligno más frecuente y la cuarta causa de mortalidad femenina.

18/10/2010 2:27
AA

Prevenir es la clave para combatir muchas enfermedades, pero cuando se trata del cáncer de mama, la prevención podría ser parte de la cura, pues si se detecta en etapas tempranas se puede atacar y aniquilar.

Hoy es el día mundial dedicado a concientizar sobre la importancia de luchar contra esta enfermedad, monumentos de todo el mundo se visten de rosa para recordar a la población la importancia de prevenir y mujeres como Karla Michelle Diaz, sobreviviente de la enfermedad, comparten su experiencia para incentivar a no tener miedo. Ve aquí la fotogalería y el video.

En México, el cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente en la mujer y representa el cuarto lugar de mortalidad en el segmento de entre 15 y 64 años, señala Antonio Villa Romero, coordinador de Investigación y Posgrado del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina (FM) de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Mientras en naciones como Estados Unidos se detecta en etapas tempranas, en el país se diagnostica en las fases tres y cuatro, lo que disminuye la esperanza de vida, advirtió.

Se conoce, refirió, que si se detecta en las etapas uno y dos la sobrevida a 10 años es de entre 63 y 90 por ciento, y en la tres y cuatro, de ocho a 33 por ciento.

Esta enfermedad puede considerarse un problema de salud pública porque produce alrededor de cinco mil muertes al año; además, se estima que la prevalencia en México es de cerca de 50 mil casos, destacó.

Este dato es importante si se considera que afecta a mujeres en edad productiva, y como se diagnostica en etapas avanzadas, el pronóstico de vida no es muy favorable, y el tratamiento provoca ausentismo laboral y bajo rendimiento, indicó.

¿Qué es el cáncer de mama?
El cáncer de mama, explicó, es un tumor maligno que se ubica en las células epiteliales de los conductos de ese órgano, con la posibilidad de afectar también los ganglios circundantes.

Existen varios factores de riesgo, pero entre los más importantes, se encuentra el inicio de la menstruación en edades tempranas, y su conclusión de manera tardía, dijo.

Otro, abundó, es la predisposición genética, es decir, si la madre o algún familiar cercano tiene antecedentes. También influyen la obesidad, la nuliparidad, el consumo excesivo de alcohol y tabaco.

Entre los síntomas más comunes está la aparición de un bulto en la mama, sangrado o flujo en el pezón, cambio en la forma o contorno del seno, hundimiento o aplastamiento de la piel, retracción o descamación del pezón, o enrojecimiento e inflamación.

¡Autoexplórate!
Villa Romero aseveró que la falta de cultura y educación para la autoexploración ha provocado, en buena medida, que este padecimiento se descubra en etapas tardías, porque si bien este factor no reduce la mortalidad, sí puede hacer la diferencia en el éxito del tratamiento.

Asimismo, consideró que hacen falta campañas nacionales de tamizaje para la detección masiva, en las que se incluya la mastografía como un recurso de diagnóstico importante.

Además, sugirió, el costo de los estudios y el tratamiento debe ser más accesible, porque hasta ahora no existe un programa que subvencione su precio.

Tratamiento
El tratamiento depende del tipo de cáncer y su severidad; no obstante, la cirugía continúa como la primera opción en la mayoría de los tumores, y puede incluir sesiones de radioterapia, quimioterapia y hormonoterapia.

En casos más graves, es necesario practicar una mastectomía radical modificada, que extirpa totalmente la mama, el área de ganglios linfáticos y músculos toráxicos.  (Fuente: UNAM)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: