En escuelas niños consumen hasta 560 kilocalorías

Especialista dijo a SUMEDICO que es preciso que se fomente confianza en el agua de los grifos de las escuelas.

23/08/2011 3:17
AA

Una de las principales preocupaciones  de las autoridades médicas, apuntan Investigaciones del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP)  es el consumo en las escuelas de comida s y, en especial, de bebidas azucaradas como son refrescos y jugos embotellados, al ser una de las principales causas de obesidad infantil, destacándose que durante su estancia en los centros escolares los menores llegan a consumir hasta 560 kilocalorías, lo cual representa una  tercera parte de las necesidades energéticas del día.

Pero una de las principales preocupaciones son las bebidas azucaradas pues estas   aportan 300 calorías, lo cual representa el 21 por ciento de los requerimientos de calorías en niños, por ende, se convierten en uno de los factores principales en obesidad infantil, aseveró en entrevista con SUMEDICO la doctora Anabelle Barvecchio, del  Centro de de Investigación en Nutrición y Salud delINSP.

Entrevistada en el marco del Segundo Foro Internacional de Obesidad Infantil, la especialista explicó que el grave problema es que, al ser líquidas, las bebidas azucaradas no quitan la sed, ni provocan saciedad, es decir el sentirse satisfechos,  por lo que se pueden tomar de tres a cinco, o más veces, en un solo día, agregadas a las calorías que aportan los dulces, frituras y la comida en casa, es decir el desayuno, comida y cena.
 
Es por lo anterior,  enfatizó la especialista, que se consideran un gran logro que dentro de los Lineamientos de Venta y Bebidas en las Escuelas, “con todo y sus aciertos y limitaciones”, se haya establecido dentro de las  cooperativas la comercialización de agua embotellada.
 
“El agua no acelera la pérdida de peso, pero sí es sumamente saludable para todo el organismo, no sólo en lo concerniente a la obesidad. Pero uno de las principales ventajas, es que realmente sacia la sed, por lo cual permite disminuir de manera importante el consumo de bebidas azucaradas”.
 
Es por lo anterior que en las recientes investigaciones del INSP se ha establecido el promover el consumo de agua, no como una base para evitar la obesidad, sino con el objetivo de lograr una vida saludable.
 
Necesario generar confianza  del agua en las escuelas.
 
La doctora Anabelle Barvecchio indicó que es indispensable promover hábitos de una vida saludable, como es el consumo de agua,  desde edades tempranas porque los niños lograràn disminuir la probabilidad de seguir con obesidad en la adolescencia etapa adulta.
 
Sin embargo, reconoció, para ello se debe de fomentar una cultura donde, primero, el Estado debe garantizar que en las escuelas haya disponibilidad gratuita de agua y, segundo, que los niños confíen que esta es limpia y puede consumirse sin problemas.
 
“Los niños generalmente no confían en tomar agua de los filtros, porque generalmente los mismos padres les decimos que el agua puede estar sucia; entonces uno de los principales retos es que el Estado aporte el agua, con la colocación de bebederos con filtros y que estos sean una garantía de agua limpia. Es un objetivo que se alcanzará en el mediano plazo, pero es indispensable en este combate contra la obesidad infantil”, concluyó la experta.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: