En riesgo alimentación en el Golfo

Advierten en el Senado que de continuar el derrame de crudo en el Golfo, se perderá una gran producción de alimentos marinos.

08/06/2010 3:20
AA

El derrame de petróleo en el Golfo de México pone en riesgo la producción nacional de pescados y mariscos y, con ello, la alimentación de un importante sector de la población, advirtió la Comisión de Medio Ambiente en el Senado de la República.

Al celebrarse el Día Mundial de los Océanos, el presidente de dicha comisión, Francisco Agundis, indicó que en el mundo se producen 90 millones de toneladas de pescado, que constituye una de las principales fuentes de alimentación para la población; de éstas, diez millones 37 mil 626 toneladas se capturan en nuestras costas.

Lamentablemente, dijo el senador ecologista, “en la medida en que continúe el derrame de crudo en el Golfo, nuestras playas se verán contaminadas por los largos brazos de esta marea negra que permanecerá durante semanas y meses y sus efectos sobre la flora y fauna marinas se dejarán sentir durante mucho tiempo”.

Consideró que el embudo instalado por la British Petroleum, para contener la fuga, recupera alrededor de 10 mil barriles al día de crudo, sin embargo, del pozo dañado sigue fluyendo hacia el mar alrededor de 19 mil barriles diarios de petróleo.

Una de las actividades más dañinas para los céanos, es la deposición de contaminantes orgánicos persistentes, porque se ha demostrado que la exposición  prolongada de algunos de éstos provoca problemas inmunológicos, neurológicos y reproductivos en los organismos marinos y posiblemente en el ser humano.

“Los derrames y/o fugas de petróleo en las plataformas de extracción o en los ductos de distribución, tienen graves consecuencias ya que los componentes del petróleo se incorporan al tejido de aves y peces aumentando su mortandad”, indicó.

Pero existen otras las amenazas para los océanos, particularmente a los organismos que en el residen, es la presencia de basura no biodegradable que año con año se acumula, la cual afecta a un número significativo de aves, tortugas y mamíferos marinos quienes mueren debido a que se atoran con ella o la ingieren.

El vertimiento de desechos industriales y de los hogares provoca un severo daño ecológico a los Océanos, es decir, se eleva la cantidad de nitrógeno disuelto, favoreciendo el crecimiento de algas tóxicas y en consecuencia, la disponibilidad de fitoplancton disminuye, y esto se traduce en un impacto negativo de tipo económico a las pesquerías, la acuicultura y el turismo.

Aunado a lo anterior, señaló el legislador, está la sobreexplotación de las pesquerías, “de acuerdo a los últimos datos disponibles, en los últimos 10 años la captura disminuyó de 93 millones de toneladas a 86 millones, es decir un 7.5 por ciento, lo que repercute negativamente ya que el consumo de peces representa el 6 por ciento del consumo proteico de la población mundial.

“Si lo antes mencionado no fuera suficiente, los Océanos enfrentan una seria amenaza por los efectos del Cambio Climático; el incremento de la temperatura en la superficie de los Océanos puede alterar el ascenso de nutrientes esenciales para determinar la productividad de los mismos.

Lo anterior, nos invita a reflexionar sobre la forma en que degradamos los preciosos recursos que nos ofrecen los Océanos, “tal parece que hemos olvidado que las actividades que llevamos a cabo en uno u otro lugar tienen serias repercusiones a nivel global y que dependemos de estos recursos no sólo para desarrollarnos sino para subsistir”, concluyó el senador ecologista.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: