En vacaciones, cuidado con la onicomicosis

Especialista advierte que es indispensable utilizar sandalias en centros vacaciones y disminuir el uso de zapatos deportivos en zonas calurosas.

08/07/2011 11:59
AA

Llegaron las vacaciones de verano y millones de personas se preparan para ir a la playa, o por lo menos a abandonar los zapatos para usar algo más confortable como son los tenis, pero para estar más tranquilos es necesario extremar el cuidado de nuestros pies pues pueden contraer onicomicosis.

Así lo apuntó la doctora Mónica Ivette Rivera, especialista en dermatología y Jefe de la Clínica de Psoriasis del Centro Médico Nacional La Raza del IMSS, quien explicó que la onicomicosis es una infección por hongos en las uñas de los pies, las cuales pierden brillo, se tornan opaca pasan de color blancuzco, amarillento, a marrón o negro, a la vez que se vuelve quebradiza y empieza a desmoronarse. Su apariencia es sumamente desagradable por lo que las personas tienden a esconder sus pies.

Puntualizó que en verano se deben de extremar cuidados, pues “entre las condiciones que favorecen la reproducción y proliferación de los hongos se encuentran la humedad y el calor. Por este motivo, la infección puede contraerse mediante el contacto directo con el hongo en pisos contaminados de gimnasios, orillas de albercas, baños públicos e inclusive hoteles, por lo que es imprescindible utilizar sandalias para proteger los pies.

“Este verano, los vacacionistas deben tomar en cuenta que el clima cálido y húmedo de las costas provoca que los pies suden más y si a esto añadimos una mayor concentración de personas que están descalzas, las probabilidades de contraer la infección se pueden multiplicar en más del 50 por ciento”, subrayó la especialista.

Otro factor de riesgo importante, agregó, es el uso prolongado de zapatos sintéticos y cerrados, sobre todo los que se acostumbran para la práctica deportiva. La onicomicosis también puede ser contagiada a otras personas si se comparten toallas, zapatos, calcetines, tijeras o corta-uñas utilizados por quien tenga esta infección.

Un factor más de riesgo son los golpes que pueden sufrir las uñas por la caída de objetos pesados sobre su superficie o de la práctica de deportes en los que el pie está sometido a un golpeteo constante, como el fútbol.

“La onicomicosis debe atenderse de inmediato, ya que la infección puede tornarse más severa sin el tratamiento adecuado. Ante las primeras manifestaciones es necesario consultar al dermatólogo, quien es el especialista que puede determinar el tipo de infección y el tratamiento a seguir”, apuntó la encargada de la Clínica de Psoriasis del Centro Médico Nacional La Raza del IMSS.

Finalmente, refirió que para el tratamiento de la onicomicosis, deben utilizarse antimicóticos que eliminen los hongos y prevengan que las esporas crezcan y se multipliquen. Existen tratamientos tópicos y orales.

“En cuanto a tratamientos tópicos se cuenta con las lacas, que son el único vehículo que penetra en la lámina de la uña y garantiza un resultado definitivo, ya que llega hasta el sitio de la infección. Es importante aclarar que las cremas no traspasan la superficie de la uña y no alcanzan al hongo, ya que están diseñadas para la piel y no para las uñas. Son efectivas para el tratamiento del pie de atleta, pero no para la onicomicosis.”


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: