Encuentran plomo en los dulces mexicanos más consumidos

Expertos advierten que los efectos del plomo en la salud son irreversibles

14/08/2017 1:04
AA

Encontraron niveles de plomo superiores al límite permitido

En México, el consumo de dulces picosos es muy común entre chicos y grandes.

Recientemente y para tristeza de muchos, un grupo de especialistas del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) encontró que existe una elevada cantidad de plomo en algunos de estos dulces.

La investigación Lead in Candy consumed and blood lead levels of children living in Mexico City fue publicada en la revista Environmental Reseach. 

Se analizaron los niveles del mencionado elemento químico en 20 de los dulces que más consumen los niños mexicanos.

La investigación reveló que muchos de los dulces tienen niveles de plomo por encima de 0.1 partes por millón (ppm), que es el límite permitido por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos.

De acuerdo a la investigación, los dulces en los que encontraron mayores niveles de plomo son:

Rockaleta diablo (0.70 ppm)

Tiramindo (0.37 ppm)

Ricaleta chamoy (0.19 ppm)

Tutsi pop (0.13 ppm)

Indy marimbas (0.22 ppm)

¿Cómo afecta el plomo al organismo?

Según Marcela Tamayo y Ortiz, doctora en Epidemiología Ambiental y Ocupacional y autora principal del estudio, los efectos de este metal en la salud no se detectan de forma inmediata.

Sin embargo, asegura que su presencia en el cuerpo afecta gravemente el neurodesarrollo de los niños.

Por su parte, la OMS advierte que una vez que el plomo está dentro del cuerpo, se distribuye hasta alcanzar el cerebro, el hígado y los riñones, para luego depositarse en huesos y dientes.

“Se parece mucho al calcio, puede depositarse en los huesos y vivir ahí por 20 o 30 años. En momentos de remodelación ósea, el plomo depositado en los huesos sale al torrente sanguíneo y circula por la sangre”, explica Tamayo.

¿Podemos contrarrestar los efectos?

Los efectos en la salud son irreversibles, pero la doctora Tamayo sugiere que una alimentación saludable podría disminuir la absorción del plomo y por lo tanto, reducir el riesgo de enfermedades renales y motoras.

“En un niño con buena nutrición, buenos niveles de calcio, hierro o zinc, será más difícil que el plomo se quede en sus huesos. Debemos destacar que no hay nivel seguro de plomo para el cuerpo”, concluye la investigadora.

>Te puede interesar: Los dulces aceleran el envejecimiento 

Lo mejor, es consumir la menor cantidad de dulces y sustituirlo por antojos saludables hechos a base de frutas.

(Con información de El Universal y 6 en punto)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: