Enfermedad de Cushing debe tratarse a tiempo

Al ser causada por una hormona, este padecimiento debe ser atendido por un endocrinólogo y no por un oncólogo, dijeron especialistas.

08/04/2013 10:44
AA

La enfermedad de Cushing, considerada dentro de las enfermedades de baja incidencia, no cuenta con un registro de casos en México y el resto de América Latina, dijo a SUMEDICO la Diane Young, quien ya había compartido su experiencia respecto a otra enfermedad de baja incidencia: la mielofibrosis, y que en esta ocasión amplía el panorama, a propósito del Día Mundial del Cushing, que se conmemora el 8 de abril.

No obstante, a pesar de que no se tiene una cifra aproximada, sí se sabe que esta enfermedad afecta, a nivel global, a uno o dos pacientes por cada millón de personas, y en su mayoría a las mujeres en un grado de 3 a 1, señaló, por su parte, la doctora María Inés Toro, de la Fundación Cardio Infantil de Bogotá, Colombia.

Antecedentes
Previamente conocida como la enfermedad pituitaria, la enfermedad de Cushing fue bautizada de esa forma gracias a su descubridor, el doctor norteamericano Harvey Cushing, que es considerado como “el padre de la neurocirugía moderna”, y cuyo cumpleaños, el 8 de abril, fue designado como el Día Nacional de la Conciencia de Cushing.

La doctora Young explicó que esta enfermedad tiene tres tipos de manifestaciones clínicas, las cuales son físicas, hormonales y metabólicas, y se agrupan de la siguiente manera:

Físicas:

  • Aumento de peso
  • Obesidad central (abdomen sobresale con brazos y piernas delgadas)
  • Cara de luna (redonda, roja y llena)
  • Estrías púrpuras (marcas de estiramiento) en el abdomen, los muslos y los pechos
  • Joroba de búfalo (grasa acumulada en la parte posterior del cuello)
  • Acné o infecciones de la piel
  • Aparición de moretones con facilidad
  • Hirsutismo (crecimiento excesivo de vello y poco común en las mujeres)
  • Debilidad muscular

Hormonales

Metabólico / Cardiovascular:

  • Debilidad y fatiga
  • Alteración metabólica
  • Hipertensión
  • Sed elevada y aumento en la micción

Dificultad de diagnóstico
Uno de los principales problemas alrededor de esta enfermedad es que suele confundirse con otras, “si no se le observa como un todo y solamente se atienden los síntomas de forma individual, por lo que el diagnóstico puede tardar algún tiempo, inclusive años, por ello, con el fin de encontrar el diagnóstico correcto, el proceso generalmente involucra tres fases, en las que los médicos deben encontrar si los pacientes están experimentando el síndrome de Cushing y si la causa es, de hecho, un tumor no canceroso en la glándula pituitaria. Durante este proceso, es común que los pacientes consulten a varios especialistas”, explicó la doctora María Inés Toro, y refirió también que los pacientes deben ser referidos a un endocrinólogo.

Para poder tener un diagnóstico preciso, es necesario, de acuerdo con las especialistas, llevar a cabo tres fases de pruebas, que consisten en proporcionar al médico una historia médica completa, posteriormente aplicar una serie de estudios que miden la cantidad de cortisol en orina, sangre y saliva, y finalmente, después de obtener los resultados, se determina si el aumento en los niveles de cortisol son a causa de un tumor en la glándula pituitaria.

Complicaciones posteriores
El curso de esta enfermedad se asocia con complicaciones de salud que son graves como osteoporosis, fracturas, diabetes, presión arterial alta, trastorno de los lípidos, infecciones y cálculos renales.

“Algunas de estas complicaciones pueden conducir a problemas del corazón como el exceso de coagulación en la sangre, colesterol muy alto y triglicéridos altos. La enfermedad de Cushing también puede reducir la función tiroidea (hipotiroidismo) y causar infertilidad”, indicó la doctora Young.

Por otro lado, la especialista señaló que para obtener un buen diagnóstico, es necesario que los médicos observen los signos y síntomas de forma global, y para ello es necesario descartar condiciones más comunes, como depresión, trastornos de ansiedad,  trastorno obsesivo-compulsivo y otros trastornos psiquiátricos; además de alcoholismo, problemas de peso ocasionados por dieta y/o ejercicios inadecuados, diabetes o síndrome de ovario poliquístico, antes de iniciar el estudio de enfermedad de Cushing.

Mayor información
Respecto a que los pacientes busquen información en internet antes de acudir con un especialista, la doctora María Inés Toro señaló que para lograr un tratamiento más efectivo es indispensable  contar con un diagnóstico a tiempo, “mientras más informado esté el paciente, más pronto se llegará a un diagnóstico y las posibilidades de tratamiento exitoso y mejoría en la calidad de vida serán mayores. Sin embargo, como se trata de una enfermedad tan compleja, cuyo diagnóstico y tratamiento suponen uno de los mayores retos para el endocrinólogo, es aconsejable que sea el especialista quien guíe al paciente durante el proceso”, explicó.

Finalmente, la especialista señaló que el médico que debe tratar la enfermedad no es un oncólogo sino un endocrinólogo, ya que la enfermedad se relaciona con el exceso de producción de una hormona.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: