Enfermedades crónicas se vislumbran durante gestación

De acuerdo con un hallazgo publicado en BBC, más allá de una vida sana y la herencia genética, las enfermedades son causa del desarrollo embrionario.

25/08/2011 4:35
AA

 Especialistas siempre han tratado de conocer cómo las personas pueden tener una mejor calidad, basándose en un correcto peso, una dieta adecuada y ejercicio físico, sin embargo  hallazgo reciente publicado en BBC, indica que aun cuando se lleven vidas ejemplares no puede escaparse a la diabetes o problemas cardiovasculares.

De acuerdo con los especialistas, todas las dolencias crónicas como el cáncer, la diabetes, la obesidad, incluso el tabaquismo y el estrés tienen un gran impacto aún en la etapa de gestación, es decir el estado de salud de la madre dicta en gran medida el estado de salud a lo largo de la vida de su bebé.

Bien es cierto que hay muchas conductas evitables como el elegir no fumar, hacer ejercicio o qué comer, sin embargo, los factores genéticos y los cambios medioambientales y de la sociedad en general no pueden manipularse y afectan directamente el estado de salud de una persona.

De acuerdo con esta publicación pronto habrá 250 millones de diabéticos en el mundo, muchos de los cuales llevan vidas activas, vegetarianas y son delgados. 

Uno de los hallazgos fue que cuando un bebé tuvo bajo peso al nacer porque la madre no comía bien por ejemplo, es mucho más propenso a desarrollar obesidad, enfermedades cardiacas y otras enfermedades metabólicas a lo largo de su vida.

Incluso los expertos señalan que pesar 3.2 kilos, es más saludable que 2.7, y 3.6 es mejor que 3.2, pues esto indica que el bebé tuvo tiempo de desarrollar correctamente todos sus órganos y además ganar peso y crecer en las últimas semanas de gestación.

Según los especialistas, cuando la mamá no está completamente sana durante su embarazo, los bebés tenderán jerarquizar el desarrollo de sus órganos, dejando al final lo que no usan mucho en ese momento, en cuanto al sistema inmune y el cerebro, los especialistas indican que siguen desarrollándose aún después de haber nacido, pero no así por ejemplo con los riñones o hígado.

Estos dos órganos son de suma importancia a lo largo de la vida de una persona que ya nació, pero como no se usan mientras está en el seno materno, el organismo del bebé deja de desarrollar esos órganos para dar prioridad a otras funciones que sí está usando en ese momento.

Justo después de esta jerarquización es cuando ya, más que una predisposición genética o de malos hábitos, casi seguro que el bebé se convertirá en un adulto con enfermedades crónicas, aún cuando lleve una vida sana.

Pues además de todo, afecta al desarrollo del feto todo lo que la mamá consume y cómo es que su cuerpo lo procesa y los nutrientes que va a dar a bebé mientras está en desarrollo dentro de su vientre.

Sin embargo, el estudio concluye con que más allá de la vida saludable y la herencia genética, cada vez la incidencia de enfermedades como las del corazón, diabetes 2 o cáncer de mama, aumentan día a día como parte de un patrón en el desarrollo humano. (Con información de BBC)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: