Enfermedades pueden causar deshidratación

Cuando un niño está deshidratado, se le deben dar suero oral o bebidas con electrolitos, no agua explica especialista a SUMEDICO.

04/05/2012 8:06
AA

Anteriormente la deshidratación en los lactantes y niños era un problema grave y una importante causa de muerte, hoy, gracias a toda la información disponible, es difícil que un niño se deshidrate por falta de líquidos, convirtiéndose las enfermedades en las principales causas de pérdida de agua.

De acuerdo con el doctor Carlos Aboitiz (*), el problema de hoy es más bien el contrario, es decir, que ante el incesante miedo de los padres a la deshidratación de los hijos, les obliguen a consumir más agua de la que requieren, y que los niños la rechacen o la tomen contra su voluntad.

Sin embargo, el pediatra indicó que cuando haya una enfermedad que cause diarrea o vómito, los padres deben estar al pendiente, porque este tipo de padecimientos sí causan una importante pérdida de electrolitos y líquidos en el cuerpo.

En este caso, los padres deben abstenerse de dar agua natural a los hijos, pues si lo hacen “corren el riesgo de deshidratarlos más, porque lo que necesitan son electrolitos, no agua, entonces hay que dar suero oral o bebidas electrolíticas, y esto aplica cuando la causa sea enfermedad o falta de líquidos”, apuntó Aboitiz.

Detecta la deshidratación

Cuando un lactante o preescolar está deshidratado, muestra signos claros de ello, y esto es justo lo que deben observar los padres:

  • Boca seca
  • Hilitos pegajosos de saliva
  • En caso de llanto no hay lagrimas o son muy escaSas
  • Su piel se siente seca y caliente
  • Los ojos se notan hundidos

Cuando un niño ya puede hablar o pedir las cosas, afirmó el también cardiólogo, indicará cuando tiene sed, “los padres solo deben dejarles claro que pueden acceder al agua cada que así lo requieran, “no hay un límite mínimo de líquidos para los niños, ellos nos avisaran y varia de persona a persona, solo hay que ponerles atención”.

Pero eso sí, dijo Aboitiz, si se está en un clima cálido, si es necesario rehidratar al cuerpo de forma más frecuente, porque se pierden líquidos a través del sudor y a causa del calor ambiental.

Y cuando se trata de un lactante, la forma de prevenir, “es ofrecerle el seno materno cada dos horas, así lo estaremos nutriendo y evitando deshidratación”, finalizó el especialista.

(*) Dr. Carlos Aboitiz
Pediatra y cardiólogo
Pertenece a la Academia Mexicana de Pediatría
Miembro de la American Academy Pediatrics
Miembro de la Sociedad Mexicana de Pediatría


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: