Enfermedades que nos dejan los malos hábitos

Comer a deshoras puede traer consecuencias como úlcera y gastritis debido al ácido que produce normalmente el estómago.

20/07/2011 8:29
AA

Tener malos hábitos no es sólo cuestión de no lavarse las manos antes de comer o los dientes al terminar sino abarca cuestiones mucho más hondas que, inclusive, pueden poner en riesgo nuestra salud.

Una de ellas es comer a deshoras, ya sea a causa de un problema obsesivo-compulsivo que obligue al enfermo a comer prácticamente a cualquier hora, o debido a los horarios del día que cada vez son más complicados. Lo importante es tener horarios para comer y, sobre todo, respetarlos.

Por ello, SUMEDICO charló con el doctor Gualberto Mateos*, gastroenterólogo, el cual abundó sobre las consecuencias que trae al organismo no tener ni respetar horarios para comer.

“El problema principal es que el organismo está perfectamente bien diseñado, tenemos ciclos establecidos en el organismo, éste sabe la hora promedio en que vamos a recibir un alimento, y ésta es aproximadamente cada ocho horas para desayunar, comer y cenar”, indica el especialista.

Mateos Pérez indica que es en estos tiempos cuando el estómago produce una gran cantidad de ácido, entre otras sustancias, para recibir el alimento, y si estamos malacostumbrados, al no haber alimento, estas sustancias causan un daño a nivel de la mucosa del estomago que puede ser leve, pero si se repite frecuentemente, lo más probable es que puedan desarrollarse cuadros de gastritis aguda o crónica, o bien úlcera gástrica o duodenal.

No obstante, cuando se trata de comer a deshoras no a causa de los horarios sino de una manía, la situación cambia, “porque quien tiene gula y come de más se sobrellena y presenta síntomas como náusea, vomito, o una sensación de plenitud después de los alimentos, lo que genera un mayor grado de distención abdominal, gases, etcétera”, indica.

En muchas ocasiones se ha manifestado que es mejor hacer cinco comidas saludables al día en lugar de las tres típicas, sin embargo, el doctor Mateos revela que “lo importante es que en cada horario determinado debemos tener alimento en el estómago, sobre todo con pacientes con males como reflujo o gastritis. A comer cinco veces al día se le llama dieta fraccionada, que es repartir las 3 comidas del día en cinco. Pero lo más importante es que la gente no pase más de 8 horas sin alimento en el estómago”.

(*) Dr. Gualberto Mateos Pérez
Cirugía General / Gastrocirugía / Endoscopía
Hospital Ángeles del Pedregal
drmateos@yahoo.com


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: