Epilepsia puede ser controlada con neuroestimulación

La neuroestimulación es utilizada en quienes no responden a los tratamientos

08/02/2017 2:04
AA

La epilepsia es uno de los trastornos neurológicos más frecuentes que se caracteriza por convulsiones que se pueden acompañar de otros malestares como alteraciones de la visión, amnesias o trastornos conductuales.

Se estima que la enfermedad afecta a 50 millones de personas en todo el mundo, de los cuales 3.6 millones son mexicanos de todas las edades, aunque el 75% son niños menores de cinco años.

Con motivodel Día Internacional de la Epilepsia, que se celebra cada 8 de febrero, la Dra. Leticia Munive, Presidenta de la Sociedad Mexicana de Neurología Pediátrica, explica que la epilepsia surge cuando el cerebro no tiene una regulación adecuada de los neurotransmisores, lo que modifica la actividad cerebral provocando descargas eléctricas frecuentes.

¿Cuáles son los síntomas?

Munive detalla que las principales características de la enfermedad son las convulsiones, ataques de ira, alucinaciones visuales u olfativas, además de que el paciente puede parecer ausente.

En este sentido, el Dr. Enrique de Obieta Cruz, neurocirujano pediatra, indica que los síntomas dependen del tipo de epilepsia que se padezca.

“Hay diferentes tipos de crisis epilépticas: las parciales que son, por ejemplo, movimientos descontrolados de extremidades; parciales complejas donde hay pérdida de estado de alerta y hay las generalizadas que son las que más conocemos como las convulsiones, donde el paciente tiene una pérdida del estado de alerta súbita con sacudidas generalizadas”, menciona.

En el caso de los ataques generalizados, añade, el paciente puede caerse, morderse la lengua o  tener pérdida del control de los esfínteres.

Los especialistas indican que las causas de la epilepsia son variadas como alteraciones metabólicas, neuroinfecciones, reducción de la oxigenación cerebral al nacer, malformaciones de cerebro, accidentes, tumores o eventos cerebrales.

¿Cómo se trata la epilepsia?

La epilepsia puede presentarse en cualquier persona sin importar su edad y a pesar de los efectos negativos que pueda causar, puede controlarse con medicamentos.

En promedio, un ataque epiléptico no excede un minuto, pero en ocasiones puede no detenerse y presentare en varias ocasiones al día. El tratamiento dependerá de estas características.

El Dr. Eduardo Ramos Reyna, neurólogo epiléptologo, indica que los tratamientos más utilizados son fármacos, aunque los más innovadores son:

  • Tratamientos quirúrgico
  • Estimulación del nervio vago

En relación a la cirugía, el doctor Enrique de Obieta asegura que es un método eficaz para combatir los síntomas de la epilepsia; sin embargo, algunos no son candidatos a ellas o no tienen una respuesta favorable.

Para estos pacientes y quienes no responden favorablemente a los tratamientos convencionales, la estimulación del nervio vago puede ser la solución.

Estimulación del nervio vago

Cerca del 20% de los pacientes requieren de dos o más medicamentos, lo que incrementa su riesgo de sufrir otras complicaciones, además de que siguen teniendo crisis graves y no muchos son candidatos a la cirugía.

Ante esto, se requieren tratamientos especiales como la estimulación del nervio vago que consiste en insertar un dispositivo similar al de un marcapasos y un cable delgado que envía impulsos leves al nervio vago izquierdo, que se encuentra en el cuello y que se distribuye por el estómago.

El doctor Ramos señala que las personas candidatas a la terapia son aquellas que no pueden ser sometidas a cirugía o que hayan tenido una fallida, quienes tienen discapacidad de desarrollo, no hayan respondido a los medicamentos o sus crisis sean de difícil control.

“El aparato se programa con una computadora y pude ser activado inmediatamente si la situación del paciente es grave, o sino después de una semana”, indica.

Añade que el dispositivo se está prendiendo constantemente a lo largo del día: se activa por 30 segundos, se apaga 5 minutos y vuelve a encenderse, además de que puede ser activado cuando el paciente siente que va a tener una crisis.

“El estimulador cuenta con un magneto que el paciente porta como una pulsera que puede utilizar para producir un estímulo extra cuando tenga aura, es decir, síntomas que le indican que va a tener una crisis. En estos casos el dispositivo va enviar la descarga y eso puede ayudar a prevenir o acortar la crisis”, indica.

Beneficios de la neuroestimulación

Entre los beneficios del tratamiento, menciona, se encuentran los siguientes:

  • Mejoría en el estado de alerta
  • Mejor calidad de vida
  • Reducción de la somnolencia
  • Mejoría de la memoria
  • Mayor estado de ánimo
  • Reducción de fármacos

El dispositivo cuenta con una pila que dura entre 8 y 10 años, dependiendo el uso que se le dé. Después de ese tiempo, sólo hay que reemplazar el aparato.

Asimismo, es una opción totalmente segura, aunque se pueden presentar pequeños efectos secundarios como tos, cambio de voz, comezón o dolor, pero que se irán desvaneciendo con el paso del tiempo.

¿Qué hacer ante una crisis?

Al tener un familiar, amigo o conocido con epilepsia, es fundamental saber qué hacer ante una crisis.

La recomendación del doctor Enrique de Obieta es no mover a la persona y asegurarse que no corra peligro.

“No se debe movilizar al paciente porque no tiene control de su tono muscular. Si lo jalamos o movemos lo podemos lastimar. Lo adecuado es dejarlo en una posición cómoda, con la cabeza de lado y no meter los dedos, sino un abatelenguas, una cartera o algo suave que evite que el paciente se muerda. Si no se muerde, no es necesario meter objetos”,  indica.

Un aspecto que la doctora Munive enfatiza, es que la epilepsia puede ser una limitación para ingresar a escuelas, trabajos o  hacer actividades físicas debido a la estigmatización del tema.

“Tenemos que luchar para que los pacientes no sean degradados socialmente. No deben de ser discriminados. Tienen el mismo derecho al sistema escolarizado, laboral, de salud. Entre más concienticemos e informemos de forma adecuada, los pacientes perderán el miedo y será más fácil que se acerquen a los sistemas de salud para recibir la atención adecuada”, concluye.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: