Erosión de los dientes, problema de jóvenes

Advierten la ADM que bebidas energetizantes, jugos y comida ácida aceleran el envejecimiento de los dientes

16/04/2010 12:07
AA

En el marco de la Semana Nacional de Salud Bucal, realizada del 12 al 16 de abril, los odontólogos reconocen que enfrentan nuevos retos como el de la erosión de los dientes, esto es el desgaste de su esmalte, a causa del incremento de la acidez de su boca, derivado por el consumo de bebidas energetizantes, jugos, además del estrés.

Así lo señaló a sumedico Alfredo Sakar, integrante de la Asociación Dental Mexicana (ADM), al puntualizar que la erosión dental actualmente juega un papel que no era común, pero hoy es la tercera o cuarta causa de pérdida de piezas dentales, que antes no existía y ahora es brutal(…) Empiezan a surgir cosas nuevas en odontología”. 

Esto además, abundó, representa el desafío de romper paradigmas, como es el reeducar a la población para que se lave la boca media hora después de comer, y no inmediatamente después.

“La erosión dental –comentó- se ha extendido por los refrescos deportivos, pues su PH es muy ácido, entonces los chicos durante y después de hacer ejercicio  se toman su energetizante, y en cuanto concluyen generalmente se asean y se lavan los dientes con una pasta, que si bien su contenido está regulado, es abrasiva y esto se suma a la acidez de esa bebida”.

A lo anterior, se agrega la tensión que se descarga en la boca, “simplemente salir  a la calle en México ya te provoca estrés, entonces empiezan a rechinar los dientes, esto va en aumento cuando llegas al trabajo y el esmalte está listo para desgastarse, lo cual lleva a una destrucción total del esmalte, que ya no se recupera”.

Este deterioro va en aumento al anochecer, subrayó: “En la noche es cuando se potencializa la carga de masticación, precisamente a consecuencia de que se acumula el estrés, entonces los dientes se flexan en la parte media (adquieren cierta capacidad de muelleo o movimiento), entonces el esmalte empieza a romperse a fraccionarse en la parte media del diente. ¡Pobre diente lo tienes encuerado por todos lados!”.

Estos factores en su conjunto, aseveró el especialista, provocan un envejecimiento de los dientes: “tienen hábitos fatales como el refresco, el consumo de comida con una composición de acidez brutal, y ahora tenemos a chamacos de 30 años con dientes fatales, es increíble la vejez que dejan ver en sus dientes”.

Es por esta razón, prosiguió Alfredo Sakar, que los dentistas se plantean nuevos escenarios, como es dejar de recomendar que se laven la boca inmediatamente después de comer, “debes dejar transcurrir  media hora, o bien comer un poco de queso para que la acidez baje, estabiliza el PH,  para después lavar los dientes.

Una lucha contra la incultura

El envejecimiento de la dentadura en la población joven, refirió Alfredo Sakar, es aun más preocupante porque no se ve avance en la cultura del autocuidado en la población, en particular en los más jóvenes y personas de la tercera edad.

Hizo hincapié en la apatía para atender la salud bucal: “Esto es de equipo y los pacientes deben ponerle ganas (…) Con el diente hasta que te duele vas a atenderte,  y después viene la queja de que los dentistas son muy caros, bueno cualquier cosa es cara, si te compras un coche y hasta que se te desvíela vas al taller, pues debes comprar el motor completo, en cambio si vas a mantenimiento cada seis meses te va a costar menos y te va a durar el triple de lo que te prometieron, lo mismo con el diente”.

Esto no obstante , agregó que desde hace 20 años se hablaba ya de la necesidad de iniciar procedimientos de prevención, los mismos que se aplicaron en Estados Unidos, donde no existen las caries en tanto que en México se registra hasta en 96 por ciento”.

Pero en verdad a la población parece no interesarle, reprochó; “si tenemos 32 dientes y si se cae uno, pues no pasa nada, cuando se cae el 20 empiezas a ver que ya no puedes comer igual, y después si se te caen todos pues tampoco te mueres de hambre, comes cualquier cosa, esa es la falta de cultura”

Esto, cuando el cepillo y el hilo dental es lo único que se necesita para tener una buena higiene, aseveró. “El  cepillo se debe cambiar cada mes, mes y medio, sin embargo lo hacen cada 4 ó 5 meses”.

En cuanto a la pasta, prosiguió, es un recurso extra al igual que los enjuagues bucales, ambos contienen sustancias que ayudan a  mejorar la salud de los dientes, “pero no son tan fundamentales como un cepillo”, y sin embargo no se ha logrado crear conciencia en la población,concluyó.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: