Errores al usar brasier que dañan tu salud

No usarlo correctamente puede causar daños e incluso favorecer el cáncer

09/11/2016 11:40
AA

Millones de mujeres no utilizan brasier porque se las hace sentir incómodas, no consideran que lo necesitan o les lastima, pero otras no pueden salir de casa sin él, ¿qué es lo mejor?

Utilizar o no brasier es una decisión muy personal que dependerá de distintos factores, por ejemplo, el tamaño de los senos, ya que en quiénes es mayor, genera inseguridad y hasta dolor no traerlo.

Esta prenda íntima brinda seguridad, comodidad y sobre todo soporte, sin embargo, no utilizarlo correctamente puede dañar tu salud e incluso favorecer el cáncer de mama.

Por ello, a continuación te decimos cuatro errores al utilizar brasier que debes evitar para que tus senos estén sanos. ¡Toma nota!

Utilizar la talla incorrecta

Aunque sea difícil de creer, la mayoría de las mujeres utilizan una talla incorrecta de brasier, por ejemplo, la talla de la espalda es más grande o la copa más pequeña.

Portar un brasier ajustado, causa que tus pechos se opriman, lo que cierra las vías que van a los nódulos linfáticos provocando acumulación de líquidos que a su vez, deriva en quistes. También se disminuye la oxigenación y nutrientes de las células del seno que inhiben las toxinas.

Para saber tu talla, mide tu espalda con una cinta métrica en pulgadas y anota el número. Si no te sale exacto, redondéalo, por ejemplo, si te salió 32.5 pulgadas súbelo a 33.

Después mide la copa y resta la cifra de la medida de la espalda. La diferencia entre ambas será tu copa.

  • De 0.5 a 1.0 es copa A
  • de 1.5 a 2.0 es B
  • De 2.5 a 3.0 es C
  • De 3.5 a 4.0 es D

Usarlo por largo tiempo

Traerlo puesto hasta para dormir, no es recomendable porque los vasos linfáticos no tienen descanso.

Lo ideal es dormir sin él y procurar retirarlo al llegar a casa.

Te ejercitas con tu brasier de diario

Ejercitarse requiere saltar, correr, subir o bajar rápidamente, y si usas un brasier de los utilizas a diario, puedes sufrir lesiones por las varillas.

Daños en la circulación, dolor de espalda y tensión en los hombros, son algunos de los problemas que se pueden presentar.

Lo mejor es utilizar los deportivos que están hechos de algodón, que brindan firmeza a los senos y los cuidan durante la actividad física.

No cambiarlo

Aunque parezca estar en buenas condiciones, lo mejor es cambiarlos cada cierto tiempo, por lo menos cada tres meses.

Seguir usando el mismo por años, no proporcionará firmeza y seguridad.

De igual manera, procura lavarlo a mano para que su estructura no se afloje y no pierda el ajuste que deseas.

Si notas molestias, aparición de bolitas o irritación, lo mejor es acudir con tu médico para que te examine y en caso de tener una enfermedad, administre el tratamiento necesario.

(Con información de familias.com)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: