Errores que no te permiten disminuir el colesterol

Hay que hacer un cambio al estilo de vida, como disminuir el consumo de grasas trans y tener actividades físicas.

18/11/2014 4:03
AA

Cuando se trata de reducir los niveles de colesterol y hacer frente a la arteriosclerosis, enfermedad silenciosa y progresiva mortífera, es necesario hacer cambios al estilo de vida y seguir el plan médico de forma consciente.   

De acuerdo con el doctor Pablo Pérez Martínez, tesorero y miembro de la Sociedad Española de Arteriosclerosis, un reducido número de pacientes cumplen o alcanzan los objetivos deseados de colesterol.
 
Aquí  los principales errores cuando tratamos de reducir nuestros niveles de colesterol:
 
1. Ignorar el azúcar en la dieta: los alimentos ricos en azúcares simples suelen ser ricos en grasas perjudiciales para la salud, como las grasas saturadas o trans, por lo que limitar el consumo de azúcares simples en la dieta indirectamente favorecerá menor consumo de grasas perjudiciales.
 
2. Centrarse sólo en el colesterol malo (LDL): El colesterol es un componente graso de nuestro organismo y se encuentra repartido en varias fracciones. Una de ellas es el colesterol LDL, perjudicial porque favorece el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y se considera un factor de riesgo de la arteriosclerosis junto a la hipertensión, la diabetes mellitus y el consumo de tabaco. Mientras que el colesterol HDL es una fracción beneficiosa y reduce el riesgo de dichas enfermedades
 
3. No seguir el plan médico: En la actualidad existen estatinas con menos efectos secundarios, más potentes y que necesitan menos dosis para alcanzar los objetivos. 
 
4. Comer de todo: La dieta es una herramienta eficaz para controlar el colesterol y siempre debe ser la primera medida a tener en cuenta. 
 
5. Eliminar toda la grasa de la dieta: Lo importante no es la cantidad de grasa que consumimos, sino su calidad. Los alimentos contienen una mezcla de las diferentes grasas, incluyendo las saturadas, las monoinsaturadas y las poliinsaturadas omega 6 y omega 3. De ellas se deben limitar las saturadas, porque aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares y cáncer.
 
6. Desconocer tus niveles de colesterol: La hipercolesterolemia o los niveles elevados de colesterol en sangre o la dislipemia es una enfermedad que “no duele”. Esto influye en que el paciente muchas veces no sea consciente de la enfermedad que tiene y del riesgo que tiene de sufrir una enfermedad cardiovascular.
 
7. Culpar a los alimentos equivocados: Una persona sana necesita consumir 250-300 mg de colesterol al día. El efecto real que ejerce el colesterol procedente de la dieta, y en concreto del huevo, sobre los niveles de colesterol en la sangre es escaso y en gran parte está influenciado por factores individuales como la genética, el peso corporal o los hábitos de vida. 
 
8. No realizar ejercicio: El ejercicio físico tiene un efecto muy interesante sobre el colesterol y especialmente sobre el C-HDL o colesterol bueno, ya que realizar ejercicio aeróbico entre tres y cinco veces por semana, adaptado a la situación biológica de la persona, permite aumentar los niveles de nuestro colesterol bueno.
 
9. Pasar de una dieta milagro a otra: Las dietas milagro para perder peso han demostrado que a la larga no son efectivas e incluso algunas de ellos son perjudiciales para la salud.
 
10. Tomar las estatinas con jugo de toronja: Las estatinas se absorben por vía oral, lo que hace muy importante la ingesta a la hora de la administración para alcanzar un adecuado efecto terapéutico. Muchas de sus interacciones residen en el citocromo P-450 que facilita su posible interacción con alimentos como el jugo de toronja, por lo que debe evitarse el consumo de estatinas y el jugo de toronja (Con información de Infosalus).
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: