Escaneo cerebral predice conductas criminales

Una lesión en cierta área del cerebro, presente en criminales, podría ser factor para que la persona reincida en su comportamiento, dice estudio.

19/06/2013 8:04
AA

Las personas que hayan cometido actos criminales y que tienen una lesión en una región del cerebro llamada Cortex del Cíngulo Anterior son más propensos a reincidir en conductas antisociales, de acuerdo con un estudio en el que se usaron escaneos cerebrales y se identificó este tipo de lesión cerebral en personas que han tenido repetidos ingresos a prisión por actos ilegales.

La investigación se realizó en Estados Unidos, a cargo de la Red de Investigación Mental de Albuquerque (MRN por sus siglas en inglés) y la Universidad de Nuevo México. Sus resultados se publicaron en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. El foco de su búsqueda fue revisar la salud estructural y funcional del Cortex del Cíngulo Anterior, que es la región del cerebro en la que se piensa que se regula la conducta y los actos impulsivos.

Para realizar el estudio se analizó el cerebro de un conjunto de voluntarios, que estuvo integrado por 96 hombres adultos que estuvieron encarcelados por actos delictivos y que tienen entre 20 y 52 años de edad. La población de este estudio fue seguida durante un período de hasta cuatro años después de que los reclusos fueron liberados de la cárcel.

Los datos colectados muestran que aquellos voluntarios con relativamente poca actividad del Cíngulo Anterior tenían el doble de probabilidades de reincidir en actos criminales, en comparación con aquellos reclusos cuyo cerebro tiene alta actividad en esta misma región cerebral.

“Estos resultados tienen consecuencias muy importantes para el futuro de nuestra sociedad y para la manera como se debe abordar la justicia penal y la atención a los delincuentes”, escribió en su reporte el doctor Kent A. Kiehl, autor principal del estudio y director de imágenes móviles en MRN y profesor asociado de Psicología en la Universidad de Nuevo México.

“Los resultados no sólo nos dan una herramienta para predecir que algunos ex reclusos pueden reincidir y algunos otros no, también proporciona un camino a seguir para el manejo de las personas con conductas antisociales, por medio de terapias dirigidas más eficaces para reducir el riesgo de futuras actividades delictivas”, explicó Kiehl.

Para mirar las imágenes del cerebro, el estudio utilizó equipos de Imágenes por Resonancia Magnética (IRM) para recopilar datos de neuroimagen de los voluntarios. Estas imágenes se combinaron con una serie de pruebas mentales..

Con ambas herramientas para mirar la salud estructural y funcional de diferentes regiones del cerebro se vio que quienes habían reincidido en actos criminales y tenían más reingresos a prisión también tienen menor actividad en el Cortex del Cíngulo Anterior que los que tenían mayor funcionamiento en esa región.

“Esto significa que podemos ver en un IRM una parte del cerebro que podría no funcionar correctamente, dándonos un aspecto en que es más probable que demuestran un comportamiento impulsivo y antisocial que conduce a nueva detención”, dice el reporte publicado en la revista PNAS.

Anteriormente a este estudio ya se habían publicado otras investigaciones que señalaban que el daño en el Cortex  del Cingulo Anterior del cerebro se asocia con errores al procesar decisiones, conflictos, problemas al ser supervisados, dificultades en la selección de respuestas y rechazo al aprendizaje.

Las personas que tienen esta zona del cerebro dañada han demostrado desinhibición, apatía y agresividad. De hecho, algunos pacientes con daño en esta región han sido clasificados en el género adquirido personalidad psicopática.

El doctor Kiehl dice que trabaja en el desarrollo de tratamientos que aumentan la actividad en el Cortex de Cíngulo Anterior para intentar tratar a los delincuentes de alto riesgo.

El estudio de cuatro años fue apoyado por becas del Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas (NIDA), el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) y fondos pilotos de la Fundación John D. y Catherine T. MacArthur. El estudio fue realizado en colaboración con el gobierno estatal de Nuevo México.

Aquí puede consultar los detalles de la investigación pueden ser leídos en la dirección de internet.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: